Fundado en 1910

02 de marzo de 2024

Las mujeres que acuden son jóvenes entre 18 y 29 años y casi siete de cada diez, están desempleadas

Las mujeres que acuden son jóvenes entre 18 y 29 años y casi siete de cada diez, están desempleadasGTRES

Sociedad

Más de 49.000 mujeres embarazadas con dificultades recurrieron al apoyo de Red Madre en 2020

Ocho de cada diez mujeres embarazadas con dudas que contactaron con Red Madre continuaron adelante con su embarazo al recibir el apoyo que necesitaban

En el año marcado por el inicio de la pandemia, 49.535 mujeres embarazadas y madres recientes en situación de vulnerabilidad solicitaron apoyo en Red Madre y ocho de cada diez mujeres embarazadas con dudas que contactaron con Red Madre continuaron adelante con su embarazo al recibir el apoyo que necesitaban. Estas son las cifras que se desprenden de la última Memoria de Actividades de Fundación Red Madre correspondiente al año 2020. Fueron 17.690 mujeres más que en el 2019, un crecimiento que triplica al de años anteriores. Red Madre ha acompañado a 187.598 mujeres embarazadas en situación de vulnerabilidad y madres recientes desde su nacimiento en 2007.
Es este sentido, María Torrego, presidenta de Fundación Red Madre ha dicho: «Nuestros números indican que la labor de Red Madre es una necesidad social y que el colectivo de mujeres que apoyamos está desatendido por las administraciones públicas. No puede demorarse más la aplicación de medidas positivas de apoyo a la maternidad, medidas que eviten que un embarazo lleve a la mujer a una situación de vulnerabilidad, y que propicien una sociedad más sostenible y justa».
Las cifras indican que la mitad de las mujeres que acuden buscando ayuda a sus centros, son jóvenes entre 18 y 29 años, y casi siete de cada diez están desempleadas. De hecho, en su informe anual aparecen los datos en cuanto al perfil de las mujeres que recurrieron a Red Madre en el 2020: el 52,68 % tenían entre 18 y 29 años y el 39,22 % de 30 a 39 años; el 69,98 % estaban en situación de desempleo y sólo un 12 % tenía trabajo fijo. El 41,52 % eran españolas y el 58,48 % extranjeras. Además, un 5,41 % sufrieron maltrato físico o psicológico; y 59 mujeres fueron derivadas a hogares de acogida.
Cómo dato positivo, un año más se aprecia un leve ascenso en el porcentaje de mujeres que cuentan con apoyo del padre del hijo (68,19 %) o de su entrono familiar (62,72 %). Amaya Azcona, directora general de Fundación Red Madre ha destacado que «para Red Madre este ligero ascenso muestra que el entorno más cercano de la mujer embarazada se siente corresponsable y procura no dejar a la mujer sola ante las dificultades que puede plantear un embarazo imprevisto, aunque aún hay muchos pasos a dar para llegar a ser una sociedad maternalmente responsable».
Red Madre impartió 251 cursos a 5.000 mujeres

Red Madre impartió 251 cursos a 5.000 mujeresGTRES

Se impartieron 251 cursos de formación en los que participaron más de 5.000 mujeres. Los cursos abarcaban desde talleres de puericultura y cursos de autoestima a clases de informática o formación para el empleo; y son impartidos por voluntarios profesionales especializados en cada materia. Además, se intenta formar y concienciar a los hombres, que también son parte importante en el proceso de decisión, y evitar los abortos. Ellos son parte del núcleo familiar y también reciben formación o ayuda.
En el año 2020 han sido 123 empresas e instituciones públicas y privadas las que han apoyado la labor de esta Fundación de ayuda a las mujeres. Gracias a las alianzas creadas con ellas, Red Madre puede ofrecer un servicio a las madres que apoya y acompaña desde el inicio de su embarazo en toda España.

Red Madre y la COVID-19

Como consecuencia del confinamiento por la pandemia de la COVID-19, Red Madre tuvo que adaptarse a la circunstancia. Se cerraron las sedes físicas de las 40 asociaciones, repartidas por todo el territorio español y se comenzó a prestar acompañamiento de forma telemática.
La ayuda material pudo entregarse gracias a la colaboración de voluntarios jóvenes y de entidades como Protección Civil y empresas como Securitas Direct, con quienes se firmó un acuerdo de colaboración, que continúa en la actualidad, y a través del cual se pudieron entregar alimentos y productos de higiene a domicilio por toda España a las madres que lo necesitaban.
También se llevaron a cabo retos solidarios de recaudación económica para la compra de alimentos y tarjetas monedero para aquellas familias a las que no se podía acceder presencialmente. Con estos proyecto se ayudó a 2.000 familias en situación de extrema necesidad durante el confinamiento.
La directora general de la Fundación recuerda que «entregamos miles de bolsas de alimentos para todo el núcleo familiar de las mujeres que apoyamos y que se quedaron sin ningún ingreso y les proporcionamos productos de higiene y limpieza del hogar. Algo que hasta entonces no habíamos hecho por ser otro nuestro recurso; pero las familias nos llamaban contándonos su situación y rápidamente dimos respuesta a la nueva necesidad. Queremos dar las gracias a todos los voluntarios y donantes que hicieron posible ofrecer a las mujeres que acompañamos un poco de tranquilidad en medio de la situación de incertidumbre e inestabilidad en la que nos encontrábamos y que agravaba aún más las situaciones difíciles que ya tenían».

Misión y objetivos

Misión:
  • Atender y acompañar de forma personalizada, en cualquier punto de la geografía española, a toda mujer que necesite apoyo, asesoramiento y ayuda con su embarazo.
  • Impulsar y promover en la sociedad la cultura de la vida, así como la defensa de la maternidad.
Objetivos:
  • Asesorar a toda mujer sobre cómo superar cualquier conflicto que un embarazo imprevisto le pueda suponer.
  • Informarle sobre los apoyos y ayudas, tanto públicas como privadas, que pueda recibir para llevar a buen término su embarazo.
  • Difundir ante la opinión pública la necesidad de ayudar y apoyar a las mujeres embarazadas con problemas.
  • Crear una red de voluntarios que atiendan personalmente a cualquier mujer embarazada con dificultades.
  • Colaborar con las Asociaciones que ya trabajan en apoyo a las mujeres embarazadas y madres sin recursos, promoviendo también la creación de nuevas Asociaciones en los lugares donde no existan.
  • Promover la creación de Asociaciones REDMADRE locales, para la atención personalizada a cualquier mujer embarazada que necesite apoyo.
Comentarios
tracking