07 de agosto de 2022

España es el cuarto país de Europa con mayor índice de obesidad infantil

España es el cuarto país de Europa con mayor índice de obesidad infantilGTRES

Alimentación

Recetas de pediatra para reducir la obesidad infantil en los próximos diez años

El objetivo es reducir la prevalencia del exceso de peso en un 25 % en la próxima década y la mejor prevención es la que se practica desde casa

Cuatro de cada diez niños y tres de cada diez adolescentes en España tienen sobrepeso u obesidad, una dolencia más acusada en aquellos hogares con rentas bajas, en las que los pequeños tienen el doble de posibilidades de desarrollar este trastorno alimenticio.
El objetivo del Gobierno es reducir la incidencia de esta enfermedad en un 25 % en los próximos diez años, después del gran crecimiento que ha experimentado tras la pandemia. Para ponerle freno, se ha elaborado junto a 18 instituciones científicas, el Plan Nacional para la Reducción de la Obesidad Infantil (2022-2030), en el que han incluido una fotografía de la situación actual de la obesidad y el sobrepeso, aparte de las recomendaciones tanto a familias, centros educativos y sanitarios para combatir lo que la Organización Mundial de la Salud ha declarado como la epidemia del siglo XXI.
Los datos del sistema de vigilancia de la obesidad en Europa –el European Childhood Obesity Surveillance– coloca a España entre los países de la UE con mayor prevalencia de obesidad y sobrepeso del continente. La última cifra disponible para nuestro país proviene del estudio Alimentación, Actividad física, Desarrollo infantil, y Obesidad (ALADINO) de la Agencia de Seguridad Alimentaria y Nutrición. Según este, cuatro de cada diez niños tiene exceso de peso –23,3 % sobrepeso y 17,3% obesidad–.
Una de las organizaciones científicas que ha colaborado en la elaboración del plan es la Asociación Española de Pediatría, desde donde la coordinadora del comité de Nutrición y Lactancia, Rosaura Leis, advierte que «la obesidad constituye una pandemia que afecta a todos los países, a todas las edades y a todos los grupos sociales». La doctora afirma que cada vez se inicia en edades más tempranas; algo que supone un riesgo para la salud del niño y de este cuando sea adulto.
Entre otras consecuencias, padecer obesidad en la edad pediátrica aumenta el riesgo de hacerlo cuando el niño llegue a adulto, pero también de sufrir enfermedades cardiovasculares por su relación con la diabetes, la hipertensión y el aumento del colesterol en la sangre.
En un estudio realizado durante 43 años, sobre casi dos millones y medio de adolescentes israelíes, los investigadores observaron un aumento de las muertes, ya fuera por enfermedades cardiovasculares u otras causas, en adolescentes que padecían obesidad.
Una alimentación variada y saludable, basada en la pirámide básica nutricional, así como actividad física diaria, forman la mejor prevención para el exceso de peso, y esta ha de comenzar en casa. No obstante, el plan nacional también incluye acciones para las administraciones locales y los centros educativos, como una mayor oferta de actividades extraescolares deportivas y una formación más intensa sobre alimentación.
En la forma de comer, en la planificación de las comidas, en la compra o en la preparación de los alimentos es donde las familias tienen margen de acción para poder parar esta epidemia desde su cocina. La mejor prevención es la que se lleva a cabo en el entorno familiar, donde también recomiendan los pediatras realizar actividades físicas conjuntas para evitar el sedentarismo.

los cinco consejos de los pediatras para acabar con la obesidad infantil

  • Comer variado y en cantidades adecuadas a la edad del niño.
  • No picar entre horas.
  • Evitar bebidas azucaradas. Para beber, mejor agua.
  • Evitar las golosinas y la bollería.
  • Moverse diariamente. Dar un paseo o usar las escaleras en vez del ascensor. Incentivar la actividad deportiva y limitar el tiempo dedicado a las pantallas.
Comentarios
tracking