12 de agosto de 2022

Archie Battersbee fue encontrado inconsciente en el suelo de su casa el pasado 7 de abril

Archie Battersbee fue encontrado inconsciente en el suelo de su casa el pasado 7 de abril

Los padres de Archie pierden su última batalla legal para evitar la desconexión de su hijo

El niño de 12 años en muerte cerebral tras un reto de TikTok será desconectado de la máquina en contra de la voluntad de sus padres, a los que ya no les quedan más opciones para apelar la decisión de los médicos

Después de meses de batalla legal en Reino Unido, la familia Battersbee ha agotado todos los cauces judiciales para apelar la decisión de los tribunales de desconectar a Archie, un niño de 12 años que quedó en muerte cerebral tras ponerse a prueba con un reto viral de TikTok, conocido como el blackout challenge o desafío del apagón, que consiste en aguantar la respiración hasta perder el conocimiento.
Hollie Dance y Paul Battersbee habían depositado sus últimas esperanzas de mantener el tratamiento de su hijo en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, al que presentaron un recurso de apelación este miércoles, después de que un juez tras otro haya desestimado su caso y hayan dictaminado que mantener al niño conectado a la máquina de respiración asistida que le permite seguir viviendo no era lo mejor para él.
El TEDH, tras considerar la petición de los padres de retrasar el momento de la desconexión de Archie, ha decidido que «no interferirá» en las decisiones de los tribunales de Reino Unido. La familia del niño ha agotado así todos los cauces legales para apelar la retirada del soporte vital de su hijo, algo por lo que llevan batallando desde que los médicos dictaminaran que no podían hacer nada más por él tras diagnosticarle muerte cerebral el pasado 31 de mayo, lo que les llevó a los tribunales en un primer momento.
Ahora, una última batalla se alza sobre los Battersbee, conseguir «una muerte digna en un hospicio», tal y como ha afirmado su madre al Daily Mail. Su médicos dicen que su condición es demasiado inestable como para trasladarle y que podría ser peligroso.
La máquina que mantiene a Archie con vida iba a ser apagada este jueves a las 11 horas londinenses, pero se retrasará mientras los jueces consideren.
El tribunal con sede en Estrasburgo, al informar de que no aceptaba la apelación, calificó como «inadmisibles» las denuncias de los padres. La familia había apelado al TEDH con el objetivo de que los derechos de su hijo fueran contemplados bajo la Convención de la ONU sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, cuyo comité firmó un comunicado en el que pedían más tiempo para el pequeño, aunque no fue aceptado por el tribunal de apelaciones británico.
Este martes, la Corte Suprema británica falló a favor de la desconexión del joven de 12 años en contra de sus padres, que presentaron un recurso de urgencia después de que la Corte de Apelaciones rechazara el lunes la solicitud de la familia de continuar con el soporte vital del menor.
Archie Battersbee se encuentra en el hospital desde el pasado 7 de abril, día en que su madre lo encontró con una cuerda al cuello en su casa de Southend, Essex. En una resonancia magnética, el 31 de mayo se le diagnosticó en muerte cerebral, lo que llevó a los médicos a determinar que ya no podían hacer nada por ayudarle y que nunca despertaría.
Comentarios
tracking