01 de diciembre de 2022

Dos niñas hablan con Google Home

Dos niñas hablan con Google HomeGoogle

Alexa, Siri u otros dispositivos de voz podrían afectar al desarrollo social de los niños

Así concluye un nuevo estudio de la Universidad de Cambridge, ya que potencialmente impiden el pensamiento crítico, la empatía y la compasión

Entrar en casa y pedirle a Google, Siri o Alexa que encienda la luz, preguntarle si puede poner los dibujos en la tele o que recuerde cuándo es la hora de tirar la basura son gestos quizá más instalados en unas familias que en otras. Hasta ahora, pocos estudios habían analizado el impacto que estos dispositivos de control por voz podían tener en los niños, y esto fue lo que se propuso un grupo de investigadores de la Universidad de Cambridge, cuyos resultados han sido publicados en Archives of Disease in Childhood.
Su principal conclusión es que estos pequeños objetos que se integran en la vida diaria de las personas y que están todo el rato a la escucha podrían obstaculizar el desarrollo social y emocional de los niños. Sus efectos a largo plazo provienen de que impiden el desarrollo del pensamiento crítico, la capacidad de empatía y la compasión en los niños y sus habilidades de aprendizaje, según afirma Anmol Arora, del grupo de Cambridge.
Si bien los dispositivos de control de voz pueden actuar como «amigos» y ayudar a mejorar las habilidades de lectura y comunicación de los niños, su inteligencia artificial avanzada y sus voces con sonido «humano» han generado preocupaciones sobre los posibles efectos a largo plazo en el cerebro de los niños en una etapa crucial del desarrollo.
Hay tres grandes áreas de preocupación, explican los autores. Estos comprenden respuestas inapropiadas, que se impida el desarrollo social y las dificultades en el aprendizaje. Arora y sus colegas citan algunos ejemplos de estas respuestas, como que un dispositivo sugiera a un niño de 10 años que intente tocar un enchufe con una moneda.
«Es difícil hacer cumplir controles parentales en tales dispositivos sin afectar gravemente a su funcionalidad», sugiere la experta, y agrega que también han surgido problemas de privacidad con respecto a la grabación de conversaciones privadas. E incluso tiene su impacto en la educación en las buenas formas de los niños, puesto que estos dispositivos no esperan un «por favor» o un «gracias».
«La falta de capacidad para participar en la comunicación no verbal hace que el uso de los dispositivos sea un método deficiente para aprender la interacción social», suscribe el grupo de expertos. «Si bien en las interacciones humanas normales, un niño generalmente recibiría comentarios constructivos si se comportara de manera inapropiada, esto está más allá del alcance de un dispositivo inteligente».
Ante el auge de los dispositivos de control por voz, los autores inciden en que es necesaria una futura investigación que aborde las consecuencias a largo plazo para los niños que interaccionan con ellos.
Comentarios
tracking