07 de diciembre de 2022

Fotograma de Vidas, cortometraje Nacho Ros para Cris contra el cáncer

Fotograma de Vidas, el cortometraje de Nacho Ros para Cris contra el cáncer

Daniela, la niña que nació con un tumor de diez centímetros cuya curación es ahora un cortometraje

Nacho Ros es el director de Vidas, el corto elaborado con colaboración de Cris contra el cáncer que busca hacer un homenaje a la labor de investigación en el cáncer infantil

Cuando a Silvia le dijeron que su hija, todavía no nacida, tenía algo raro en la tripa estaba embarazada de 37 semanas. No sabían qué era, pero lo que le confirmaron es que después de dar a luz se irían a casa y ya le harían todas las pruebas a la niña más tarde.
Daniela nació el 7 de agosto de 2019 e inmediatamente la separaron de su madre y se la llevaron a Cuidados Intensivos. «A las cuatro horas bajé a verla y todavía no sabían qué tenía», comenta Silvia. Le hicieron ecografías y analíticas, pero no pudieron diagnosticarla.
Fotograma de Vidas, el cortometraje de Nacho Ros para Cris contra el cáncer

Fotograma de Vidas, el cortometraje de Nacho Ros para Cris contra el cáncer

A los ocho días, los médicos les pidieron permiso para poder realizarle a la pequeña una punción lumbar, y así saber qué era lo que le ocurría. Al tener tan poco tiempo cabía la posibilidad de que Daniela no sobreviviera a la prueba, por lo que sus padres se negaron.
Ya llevaban quince días en la UCI cuando les ofrecieron trasladarse a una habitación privada en el Hospital La Paz (Madrid) en la que permanecería la madre con su hija las 24 horas del día y donde se le realizarían los exámenes médicos necesarios. Permanecieron allí durante un mes y medio.
El 19 de septiembre le realizaron por fin la punción, tras la que los médicos decretaron que la pequeña padecía un fibrosarcoma de partes blandas retroperioneal, una aneurisma de aorta y trombosis de la vena iliaca izquierda. El tumor medía diez centímetros y era la causa de todo lo demás.
Fotograma de Vidas, el cortometraje de Nacho Ros para Cris contra el cáncer

Fotograma de Vidas, el cortometraje de Nacho Ros para Cris contra el cáncer

«Es muy duro estar encerrado, no saber qué tiene tu hija, y cada día recibir la noticia de que no sabíamos si al día siguiente iba a seguir con nosotros», confiesa su madre. No había ningún tratamiento disponible, pero en ese momento apareció en sus vidas el doctor Antonio Pérez, director de la Unidad CRIS de Investigación de Terapias Avanzadas y jefe de oncología pediátrica del Hospital Universitario de La Paz.
Aquí podría decirse que arranca el último cortometraje dirigido por Nacho Ros, Vidas, aunque en realidad lo hace mucho antes. Daniela y su madre pasan a un segundo plano ahora para dejar paso a su médico, que siguió la línea de investigación que ya había iniciado el bioquímico Mariano Barbacid en 1982. Barbacid consiguió aislar el oncogén humano en el carcinoma de vejiga.
El doctor Pérez, siguiendo ese primer estudio que fue publicado en la revista Nature, llegó hasta un medicamento que podría funcionar en Daniela. «Hubo un gen que no le cuadraba, lo llamó T», se le oye decir a Pérez a su mujer en el cortometraje Vidas, tras lo que se despide y vuelve al hospital para explicar a su equipo y contarles que cabía la posibilidad de que un tratamiento que nada tenía que ver con la quimioterapia o la radio, que podían ser letales para la recién nacida.
«Daniela tenía un tumor tan grande para lo pequeña que era que o confiábamos en el jarabe y en Antonio con los ojos cerrados, o no la tendríamos», afirma su madre. Pero hoy tiene ya tres años. En palabras de su madre, es una niña simpática, cariñosa y con mucho carácter, es muy noble y sobre todo, muy alegre. De mayor quiere ser médico, y poder ayudar a los demás.
De izquierda a derecha, Mariano Barbacid, Daniela y su madre, Antonio Pérez y el padre y la hermana pequeña de Daniela

De izquierda a derecha, Mariano Barbacid, Daniela y su madre, Antonio Pérez y el padre y la hermana pequeña de Daniela en la presentación del cortometrajeCedida

Tras un año de tratamiento, aunque a los seis meses el tumor ya había remitido, la operaron de la aneurisma de aorta. Al raspar la zona, justo donde estaba el tumor, el equipo médico comprobó que ya no quedaba ni rastro de células cancerígenas.
Como homenaje a la labor de investigación que llevó a que la pequeña Daniela se curase, surge el cortometraje Vidas, dirigido por Nacho Ros. A través de varios hitos de la vida de Antonio Pérez muestra su templanza, su determinación, su pasión y su profunda humanidad –los cuatro adjetivos que el director emplea para describirle–.
A la pregunta de si puede realizar una pequeña sinopsis que resuma aún más la historia –que dura apenas 15 minutos pero que deja con ganas de más–, el director diría que es «un homenaje a todos los investigadores que trabajan en la sombra, que luchan contrarreloj por vencer al cáncer, a la vida de Antonio y la vida de Daniela y su madre».
Comentarios
tracking