Fundado en 1910

30 de mayo de 2023

Gemelas mirando la pantalla de una tableta

Gemelas mirando la pantalla de una tabletaPexels

¿Quién es quién? Cinco trucos para diferenciar a unos gemelos idénticos

Desde un lazo en la mano a pintar una uña del pie va el ingenio de unos padres que luchan por saber qué hijo es cuál

Entre las mareas de historias que arrastran las redes sociales se ha viralizado en los últimos días la de Sofía Rodríguez. La joven confesaba que va a iba a la policía para que le dijeran la identidad de cada uno de sus hijos a través de su huella digital. «El premio a la madre del año me gané», escribía.
En las fotos que compartió de sus idénticos hijos se podía ver, en la mayoría de ellas, que uno de los dos llevaba un lazo de raso azul. Los niños, que tienen poco más de un mes, solo se diferencian por la marca de una vacuna, pero sus padres no sabrían decir quién es Lolo y quién Vale, algo que necesitan saber para poder seguir sus historiales clínicos.

Un lazo

El truco del lazo de un color en uno de los gemelos es de los más utilizados por los padres de hijos idénticos para poder distinguirlos. Se suele emplear para ello una cinta lisa, plana y fina anudada en la muñeca o en el tobillo. Es preferible este último lugar, puesto que así no hay riesgo de que pueda llevarse el lazo a la boca, desatarlo y que se lo trague.
Otra opción para que un cordón de tela sirva de distintivo puede ser coserlo a la ropa o al body de uno de los gemelos para así saber quién es en todo momento. Opción no válida si los niños comparten sus vestimentas.

Ropa de colores

Asignar un color a cada uno desde el mismo momento en el que nacen es una manera de no confundirlos. Ya desde el hospital, se puede poner en práctica este truco con gorros de colores, cada uno el suyo. Pero una vez en casa se puede seguir con la ropa interior. No hace falta que tengan un armario monocolor sino que se les puede diferenciar si uno lleva un body azul y otro blanco, sobre todo hasta que empiezan a desarrollar su propio carácter o se arrancan a hablar y ellos mismos puedan decir su nombre.
Un par de gemelos

Un par de gemelos

El pelo les delata

Mientras sean bebés y su pelo no admita accesorios o cortes que hagan de distintivo, una alternativa posible puede ser rapar a uno y a otro no. El pelo volverá a crecer con el tiempo suficiente para que cuando vuelvan a tenerlo igual de largo se les pueda llevar a que el peluquero les haga a cada uno un peinado distinto.
Coleteros, pinzas o lazos sirven cuando la melena puede recogerse ya, pero si no se quiere pasar la maquinilla por la cabeza de uno de los bebés y dejarle el pelo a ras de la piel, también se puede optar por que uno lleve el pelo siempre de punta y otro, peinado de manera más aplastado.

La uña del pie

Un clásico para distinguir gemelos es pintar la uña del dedo meñique de uno de ellos. El esmalte se va con los lavados, pero es complicado que desaparezca del todo. Más bien se va desescamando hasta que solo quedan restos de pintura.
Hay padres que han optado también por marcar la piel de sus bebés, una especie de tatuaje temporal. No obstante, no es la medida más indicada ante la gran sensibilidad de su todavía tan fina dermis.
Dos gemelos

Dos gemelosPexels

En los detalles está la diferencia

Solo unos padres que observan a sus hijos cada día podrán ver con más claridad los detalles que los diferencian, como la forma que deja en cada uno el ombligo al cicatrizar. No es fácil que sea de la misma manera en los gemelos, por lo que estar atento a estas señales es una manera de poder saber cuál es cuál, al igual que lo son las marcas de nacimientos, pecas o lunares que tengan repartidos por su cuerpo.
Comentarios
tracking