27 de septiembre de 2022

Los Duques de Sussex, el pasado mes de septiembre

Los Duques de Sussex, el pasado mes de septiembreGTRES

El Príncipe Harry sufría «recriminaciones constantes» de la Familia Real británica, según Meghan Markle

Se han hecho públicos unos mensajes a raíz de la demanda presentada por la Duquesa de Sussex contra el medio que publicó la carta que le escribió a su padre

Meghan Markle vuelve a sonrojar a la Familia Real británica. Una vez más acapara titulares por un nuevo frente que podría debilitar su ya tensa relación con Londres desde que decidió, junto al Príncipe Harry, emprender un camino por separado y mudarse a Estados Unidos. 
Según varias informaciones que han sido publicadas este sábado en los medios ingleses, la mujer del nieto de la Reina Isabel II habría confesado a un antiguo ayudante que su marido recibía «recriminaciones constantes» por parte de la Familia Real.
Son mensajes divulgados en el tribunal en el que se dirime la demanda presentada por la Duquesa contra el grupo Associated Newspapers (ANL), propietario del tabloide The Mail, por publicar la carta personal que le escribió a su padre, Thomas Markle, en agosto de 2018. Aunque el Tribunal Superior de Londres determinó que la divulgación de la misiva fue ilegítima, la editorial de los medios apeló y para ello presentaron varias pruebas, entre ellas el testimonio del ayudante de Meghan Markle, que asegura que contempló la idea de que la carta pudiera ser publicada. Aún así decidió enviarla para intentar que su padre dejara de hablar públicamente de ellos.
Presentaron varios mensajes de texto y correos electrónicos que intercambiaron, en los que se podía leer que la Familia Real presionaba mucho al Príncipe Harry: «Adoptando esta medida, protejo a mi marido de las constantes recriminaciones (de la familia real) y, aunque es improbable, tal vez esto dará a mi padre un momento de pausa». Decidió enviarla para evitarle dolor a su marido.
De ser así desmontaría la versión que siempre ha defendido Meghan Markle de que se trata de una carta personal e íntima para «abrir una puerta a la conversación» con su padre y que simplemente lo hizo para que su marido no recibiera recriminaciones por parte de la Familia Real británica.
Lo que está claro es que esto abre un nuevo frente con Londres después de acusar a uno de los miembros de racista en la entrevista que concedieron a Oprah Winfrey. Aseguraron entonces que expresaron dudas y preocupación sobre el color de piel que tendría su primer hijo con el príncipe Harry.
Comentarios
tracking