08 de agosto de 2022

Meghan Markle

Meghan Markle se ha visto envuelta en una nueva polémicaGTRES

Casa Real

Meghan Markle, obligada a pedir disculpas por mentir al Tribunal de Londres

La mujer del Príncipe Harry entonó el mea culpa y reconoció que había dado información a los autores de su biografía no autorizada, pero negando que tuviera intención de confundir a la Corte

Aunque también cometen errores como todos, no es muy habitual que un miembro de la Casa Real británica pida disculpas. Pero Meghan Markle se ha visto en la obligación de hacerlo después de «olvidar» decirle al Tribunal Superior de Londres que le había pedido a un exayudante que le diera una serie de indicaciones a los autores de la biografía no autorizada sobre ella y el Príncipe Harry, Finding Freedom
La exactriz tuvo que entonar el mea  culpa y admitir que había facilitado información, contrario a lo que había dicho en el caso contra el grupo Associated Newspapers (ANL), propietario del tabloide The Mail, al que demandó por publicar la carta personal que le escribió a su padre, Thomas Markle, en agosto de 2018.
Aunque el Tribunal Superior de Londres determinó a principios de año que la divulgación de la misiva fue ilegítima, los demandados han apelado para que llegue a  juicio y presentado como pruebas varios testimonios y correos que intercambiaron en su día Markle y su exsecretario de comunicación Jason Knauf. 
Esto ha debilitado la acusación de la duquesa contra ellos por violación de su privacidad. Está claro que no le beneficia en absoluto que demande a unos por divulgar información cuando es ella la que está dando pinceladas de su vida a otros.
Según el exayudante, durante todo el proceso del libro «se discutió sistemáticamente y de forma directa con la duquesa, en persona y por correo electrónico». También señaló que el Príncipe Harry estaba al tanto de todo esto, como muestra uno de los correos electrónicos que han presentado como prueba.
Ante sus palabras, a Meghan Markle no le ha quedado más remedio que admitir que participó en la redacción de la biografía y disculparse por haber inducido a error al Tribunal Superior de Londres. «Reconozco que Knauf facilitó información a los autores y que lo hizo a mi leal saber y entender», explica a la vez que asegura que no recordaba esos intercambios y que, en ningún caso, pretendía engañar a la Corte. 
Comentarios
tracking