29 de junio de 2022

La Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin, en diciembre de 2019

La Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin, en diciembre de 2019GTRES

La Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin, un amor (casi) inquebrantable

Repasamos el matrimonio de la pareja después de que hayan aparecido unas imágenes, aparentemente comprometidas, del exdeportista de la mano con una misteriosa mujer

Ala Infanta Cristina le dio un vuelvo el corazón cuando sus ojos se encontraron por vez primera con un jovencísimo Iñaki Urdangarin allá por el mes de julio del 96, durante la celebración de los Juegos Olímpicos de Atlanta. Se comenta que quedó tan impresionada que preguntó quién era ese rubio y pidió su teléfono. Como tan recurrentemente se suele decir, fue un flechazo en toda regla. Por aquel entonces, Txiki, como así era conocido el exjugador de balonmano entre sus amigos, mantenía un noviazgo con Carmen Camí, a la que dejó plantada por la hermana del Rey. A sus 28 años ya se había ganado buena fama de mujeriego, pero todo cambió cuando conoció a la Infanta.
Vivieron un amor furtivo durante los primeros meses –se comenta que hasta llegaron a esconderse en el maletero de sus coches para encontrarse en alguna de las casas de cada uno por temor a las reacciones sobre su noviazgo–. Se empezó a especular con la relación cuando la casa de la hermana mayor de Urdangarin, Ana, situada en el barrio residencial del Putxet de Barcelona, empezó a ser custodiada por escoltas. Las pocas veces que aparecieron juntos públicamente lo hicieron rodeados de su círculo más íntimo, formado por un nutrido grupo de deportistas. «Son amigos y salen juntos con otros amigos. El tiempo dirá en qué queda todo», decía Don Juan Carlos en abril de 1997.
Un tiempo después llegaba el anuncio del compromiso de la pareja en el palacio de la Zarzuela, que se materializaba en una boda el 4 de octubre de 1997 en Barcelona, la ciudad en la que dieron rienda suelta a su noviazgo. Se celebraba en la Catedral de la Santa Cruz y Santa Eulalia ante la presencia de 1.500 invitados, entre ellos, los representantes de las distintas Casas Reales europeas y otras autoridades.
Boda de la Infanta Cristina con Urdangarin, el 4 de octubre de 1997

Boda de la Infanta Cristina con Urdangarin, el 4 de octubre de 1997©GTRESONLINE

Han pasado 24 años desde aquel «sí, quiero» y todo parecía que seguiría así hasta la publicación de unas imágenes aparentemente comprometidas de Iñaki Urdangarin de la mano de una joven mujer rubia. Se desconoce la naturaleza de la relación que mantiene con ella, aunque su nombre ya se ha dado a conocer. Se trata de Ainhoa Armentia, que trabaja en el mismo despacho que el exduque. Las fotos, tomadas el 11 de enero en una playa cerca de la casa que los Urdangarin, apuntan a que entre ellos habría algo más que amistad.
No es la primera vez que se especula con la idea de una posible infidelidad por parte del de Zumárraga. En su momento, hace años, ya se habló de una mujer de origen ruso pero nada quedó confirmado. Lo que está claro es que, al menos hasta que anuncien lo contrario, el matrimonio se ha mantenido unido pese a todas las adversidades que han tenido que superar –y son unas cuantas–. La prueba de fuego sin duda fue la condena de Urdangarin a cinco años y diez meses de prisión por los delitos de malversación, prevaricación, fraude a la Administración, dos delitos fiscales y tráfico influencias por su implicación en el caso Nóos. 
La Infanta se ha mantenido en todo momento al lado de su marido, muy a pesar de lo que opinase el resto de su familia después de desvanecerse la imagen casi inmaculada de Uradangarin, solo tambaleada por algún que otro rumor de infidelidad sin confirmar. Este firme compromiso de la hija de Don Juan Carlos con su marido podría cambiar de confirmarse la relación con otra mujer, que hasta esta hora de la mañana no ha sido desmentida. O bien es cierto o les parece tan ridícula la noticia que no ven necesario hablar del asunto.

Cuatro hijos

Fruto de su matrimonio nacieron cuatro hijos: Juan Valentín, Pablo Nicolás, Miguel e Irene. Todos ellos ya adolescentes viven sus vidas alejados de sus padres, excepto Irene, la benjamina, que convive con su madre en Suiza. Está estudiando en el prestigioso colegio L'Ecole Internacionale. Juan Valentín, el menos mediático de los hermanos, se trasladó a vivir a Madrid después de hacer unas prácticas de voluntariado en la ONG Entreculturas.
Los Urdangarin, en Vitoria

Los Urdangarin, en VitoriaGTRES

Pablo Nicolás es el que más se parece a su padre, al seguir sus pasos en el balonmano. Milita en las filas del Barça B, donde debutó a finales del pasado año ante la atenta mirada de sus padres, que se encontraban en las gradas. Además ha cosechado muchos seguidores gracias a los divertidos vídeos que sube a TikTok. Por su parte, Miguel Urdangarin estudia Ciencias del Mar en Londres.
Comentarios
tracking