08 de agosto de 2022

Actor Vincent Lindon attending the Tribute during the 2nd Reims Polar Film Festival in Reims, France on April 08, 2022.

Vincent Lindon preside este año el jurado del Festival de CannesGTRES

Gente

Vincent Lindon, el galán francés que se convirtió en el paño de lágrimas de Carolina de Mónaco

La Princesa encontró el amor en la estrella del cine francés tras perder a su marido, Stefano Casiraghi

El nombre de Vincent Lindon siempre ha estado unido al glamour francés de la Costa Azul. Claro que, durante un tiempo, de forma inevitable también estuvo unido al de Carolina de Mónaco. Ahora que el intérprete galo preside el jurado de la 75ª edición del Festival de Cannes –un año después de protagonizar la película ganadora de la Palma de Oro en el certamen, Titane–, recordamos la historia que protagonizó con la princesa monegasca.
Carolina de Mónaco enviudó en 1990 después de que Stefano Casiraghi perdiese la vida en un fatal accidente de barco, dejando devastada a la familia al completo, pero especialmente a ella. Aunque guardó seis años de luto público, en privado se refugió en los brazos del actor. Por aquel entonces, era una de los galanes del cine francés. Acababa de terminar una relación de diez años con Claude Chirac, hija de Jacques Chirac, y se quedó prendado de forma inmediata de Carolina a pesar de que esta estuviera atravesando el peor momento de su vida.
Vivía alejada del foco público en Saint-Remy, una pequeña localidad de la Provenza Francesa en la que crio a sus hijos Andrea, Carlota y Pierre Casiraghi con ayuda de Lindon. El pequeño pueblo se convirtió en el refugio perfecto para todos ellos durante cinco años. En ese tiempo, Lindon no solo se enfrentó a paparazis que les perseguían por la calle, esquiando o de vacaciones con los hijos de ella, sino a las exigencias reales de Rainiero.
El francés estaba dispuesto a cumplir con el listado de normas que el soberano exigía para el futuro marido de su primogénita, entre las que se encontraban que se convirtiera al catolicismo, que mantuviera económicamente a todos los hijos de la Princesa, que residiera en Montecarlo y que, en caso de separación, cedería la custodia completa de los hijos compartidos a Carolina. Por supuesto, tampoco se le permitía hablar de forma pública sobre la intimidad de la pareja ni solicitar indemnización alguna por daños o perjuicios.
Todo parecía ir hacia delante. Incluso, decidieron hacer pública su relación el 28 de mayo de 1995, en el Gran Premio de Fórmula 1 de Mónaco, a donde acudieron con el Príncipe Rainiero. Sin embargo, seis meses después del anuncio público y cuando los medios monegascos ya hablaban de boda real, llegó la ruptura.
Caroline of Monaco with actor Vicent Lindon in Grand Prix of Monaco on "Greenhouse" balcony.

Carolina de Mónaco y Vincent Landin hicieron pública su relación en el Gran Premio de Fórmula 1 de MónacoGTRES

Fieles a la discreción, ninguno de ellos aportó ningún tipo de información sobre su separación, pero muchos apuntaron que fue decisión de una sola noche en la que la Princesa recogió todas las pertenencias de Lindon y lo echó sin darle ninguna explicación.
«Ella hizo que le entregaran una caja con todas sus cosas. Fue muy violento», explicó France Bizot, amiga del actor, en un reportaje, mientras que Sylvain Lindon, su hermano, detalló: «Había invertido tanto en esta relación que estaba muy decepcionado (tras la ruptura). Quizás ella no le dio la misma importancia a esta historia que él».
Princess Caroline Of Monaco with the actor Vincent Lindon in her boat " Pacha III". France
27/05/1995

En su embarcación, en unas de las pocas imágenes que se conserva de la parejaGTRES

La posible explicación llegaría un año más tarde, cuando todo el mundo conocía la relación que existía entre Carolina de Mónaco y un íntimo amigo, Ernesto de Hannover, con el que terminó casándose en 1999. Aunque, a día de hoy, no están divorciados legalmente, llevan desde 2009 haciendo vidas por separado. La revista Bunte apuntó en su día que el motivo por el que el divorcio nunca llegará a ser definitivo es que Carolina habría llegado a un pacto con los hijos de Ernesto de Hannover a fin de preservar el patrimonio familiar de la Casa Hannover.
Vincent Lindon, por su parte, se casó en 1998 con Sandrine Kiberlain y, dos años después, tuvieron a su hija Suzanne, también actriz. Sobre su relación de cinco años, Lindon, fruto de ese pacto con Rainiero, nunca ha querido realizar ninguna declaración.
Comentarios
tracking