28 de junio de 2022

Cristiano

Cristiano Ronaldo posa con uno de sus deportivos

¿Quién ha estrellado el Bugatti Veyron de 1,6 millones de euros de Cristiano Ronaldo?

La primeras investigaciones apuntan a que uno de sus guardaespaldas conducía el vehículo cuando se produjo el choque contra una casa de la urbanización de Sa Coma en Palma de Mallorca

Cristiano Ronaldo no ha empezado con buen pie sus vacaciones en Mallorca. El futbolista se trasladó a la isla junto a su novia Georgina Rodríguez y sus cinco hijos. Si durante la primera jornada la prensa se hizo eco de la celebración del 12 cumpleaños de Cristiano Jr., ayer el foco mediático se trasladó al impresionante Bugatti Veyron que el jugador pidió que trasladaran de Mánchester a Mallorca.
El vehículo, valorado en 1,6 millones de euros y con una potencia de más de 1.000 caballos, ha acabado empotrado contra la entrada de una casa de campo. El suceso tuvo lugar en la mañana del lunes en la urbanización de Sa Coma, en Bunyola. Posteriormente fue trasladado en una grúa cubierto con una lona azul.
Las primeras informaciones apuntan a que era un empleado de Cristiano Ronaldo el que conducía el deportivo. Según Crónica Balear, habría sido un guardaespaldas quien afortunadamente salió ileso del accidente. La identidad de la persona al volante aún no se ha revelado, pero es bien sabido que Cristiano Ronaldo y su familia están protegidos en Cheshire, a unos 30 kilómetros de la ciudad deportiva del Manchester U.D., por dos gemelos portugueses que sirvieron como soldados en una unidad de élite de las fuerzas especiales en Afganistán. Los guardaespaldas, Sergio y Jorge Ramalheiro, pasaron a formar parte de una unidad de protección portuguesa encargada de vigilar a políticos y jueces después de su campaña en Afganistán.
A Cristiano Ronaldo se le ha fotografiado disfrutando de unos días con su familia en su superyate Azimut Grande de 5,6 millones de euros que está amarrado en Port Adriano, en el suroeste de Mallorca. Se cree que Cristiano ha alquilado una villa de lujo cerca del lugar del accidente del lunes por la mañana en una carretera secundaria cerca del Hospital Joan March en el municipio de Bunyola.
«El automóvil se estrelló contra una pared, pero solo hubo daños materiales, nadie resultó herido y el conductor aceptó toda la responsabilidad por lo sucedido», declaró una fuente.
«La información sobre quién estaba detrás del volante y qué ocurrió se registra en una base de datos de la policía y está ahí para que un tribunal o los oficiales accedan si es necesario realizar más investigaciones».
Comentarios
tracking