07 de agosto de 2022

Pedro Sánchez y Begoña Gómez. A la iz. La Mareta

Pedro Sánchez y Begoña Gómez. A la iz. La MaretaGTRES

El palacete favorito de Pedro Sánchez para broncearse en Lanzarote

Los medios locales canarios apuntan a que recalará en La Mareta con su mujer Begoña Gómez y sus dos hijas a mediados de la semana que viene. Moncloa guarda silencio sobre sus vacaciones

Las inmediaciones de la residencia de La Mareta, en la paradisíaca Costa Teguise de Lanzarote, amanecen estos días con más trasiego de lo habitual; operarios que entran y salen para desarrollar labores de limpieza, jardineros que podan ramas de los árboles y escarban la arena volcánica y algún que otro coche de policía merodeando. Unos movimientos que apuntan a la próxima llegada del presidente del Gobierno Pedro Sánchez. Como es habitual cada verano, desde Moncloa guardan silencio sobre los planes estivales del presidente y su familia. Quizá tratan de evitarles un muy poco caluroso recibimiento con abucheos y pitadas, como ya le ha ocurrido durante algunos viajes oficiales.
Los medios locales canarios apuntan a que Sánchez recalará en el palacete el próximo miércoles 3 de agosto, junto a su mujer Begoña Gómez, sus dos hijas, Carlota y Ainhoa, y su perrita Turca. El martes tiene en su agenda la audiencia con el Rey en el Palacio de Marivent de Palma. Veremos si durante estos desplazamientos toma el Falcon sin corbata para contribuir al ahorro energético.
La Mareta

La Mareta, en TenerifeEFE

La familia Sánchez Gómez parece haberle cogido el gusto al fabuloso complejo de La Mareta, ubicado al borde del mar y con unos espectaculares jardines con vegetación autóctona como cactus e imponentes palmeras. A finales de los 70, el Rey Hussein de Jordania mandó construir el palacio, aunque nunca llegó a alojarse en él. En 1989, le regaló la residencia a Don Juan Carlos y pasó a ser parte de Patrimonio Nacional. Se puso al servicio de los intereses turísticos de España por expreso deseo del Rey Felipe en 2015. Pedro Sánchez se alojó allí en la Nochevieja de 2018 y también los dos últimos veranos. Atrás quedaron esos años en los que veraneaban en un apartamento de Mojácar.
Diseñada y decorada por el artista lanzaroteño César Manrique, destaca por sus blanquísimas paredes blancas y sus puertas y ventanas verdes. Dispone de unos 10.000 metros cuadrados, diez bungalows, acceso exclusivo al mar, dos piscinas y hasta un helipuerto. El nombre proviene del agua que se acumulaba allí antes de levantarse la edificación.

10.000 euros mensuales

El mantenimiento de la residencia cuesta 10.000 euros al mes. A ello hay que sumar los antojos del presidente para adaptarla a sus necesidades. En la Navidad de 2018 se acometió una reforma, que costó unos 30.000 euros, para reforzar la seguridad con cámaras y dispositivos varios, una nueva lavadora y aparatos de aire acondicionado. El pasado verano se destinó otro montante en limpieza de las canchas de baloncesto.
En La Mareta se han alojado mandatarios internacionales como el excanciller alemán Helmut Kohl o el expresidente de la URSS, Mijail Gorbachov y su esposa Raisa. En el palacio falleció de forma repentina Doña María de las Mercedes de Borbón y Orleans, madre de Don Juan Carlos, mientras pasaba unos días de vacaciones. En 2005, Don Felipe y Doña Letizia se alojaron allí junto a la Princesa Leonor, con apenas unos meses, durante su visita a las islas de Lanzarote, Gran Canaria y Tenerife.
Comentarios
tracking