Fundado en 1910

25 de febrero de 2024

03 Ottobre - 20 anni dalla morte di Stefano Casiraghi a Saint-Jean-Cap-Ferrat durante i Campionati del Mondo offshore a Montecarlo 
Archivio Storico Stefano Casiraghi

Tenía tan solo 30 años cuando falleció, a principios de octubre de 1990GTRES

Gente

Stefano Casiraghi, la trágica muerte que confirmó la maldición de los Grimaldi

Eran la viva imagen de la familia perfecta hasta el fatídico accidente que acabó con el yerno perfecto

Era principios de octubre de 1990 y un día inusualmente gris en la Riviera monegasca. El mar, movido por el siroco, no estaba en las mejores condiciones, pero nada que pudiera asustar seriamente a los pilotos más agresivos que competíanpor el Campeonato Mundial de Lanchas Motoras Clase 1 en Montecarlo. Entre ellos también Stefano Casiraghi, yerno del Príncipe Rainiero de Mónaco, en su catamarán Pinot di Pinot junto con el copiloto Pierre Innocenti.
Ese día otros pilotos habían optado por desistir por las prohibitivas condiciones del mar, pero Stefano quería llegar hasta el final y mantener el título de campeón ganado el año anterior, algo que solo conseguiría si terminaba en primera posición. Algunos medios, incluso, aseguran que, de no ser por la tragedia, aquella habría sido su última competición. Finalmente, había decidido complacer a su esposa, Carolina de Mónaco, y abandonar la competición profesional.
Aunque, desde el comienzo de su primera ola, se encontró entre los primeros, navegaba a unos 180 kilómetros por hora, velocidad que le resultó determinante dadas las condiciones del mar. Tardó muy poco en producirse el fatal desenlace: una ola hizo que su catamarán volara por los aires.
El copiloto, su amigo Pierre Innocenti, salió despedido de la embarcación, pero Stefano Casiraghi no logró salir de su asiento y recibió todo el impacto del golpe de la lancha contra el mar. Murió en el acto y no por ahogamiento, como precisó la autopsia, que también descartaron un posible sabotaje, sino debido a una fractura en la columna.
Princess Caroline of Monaco sits on a sofa with her husband Stefano Casiraghi and their children (l-r) Charlotte Marie Pomeline, baptized Pierre and Andrea Albert on December 19, 1987. The youngest son Pierre of Princess Caroline of Monaco and Stefano Casiraghi was baptized on December 19, 1987.

Junto a sus tres hijos, Carlota, Pierre y AndreaGTRES

Stefano Casiraghi solo tenía treinta años. A partir de ese día, la vida de su esposa y sus tres hijos, Andrea , Charlotte y Pierre, nunca fue la misma. La tragedia, sin embargo, sirvió para levantar un velo sobre la cuestión de la seguridad de los pilotos del campeonato mundial offshore. Solo unos días antes, de hecho, otro joven piloto italiano, Antonio Guarducci, también había muerto en una carrera del campeonato de Europa. Posteriormente se decidió instalar cinturones de seguridad y protecciones en las embarcaciones.
Nacido en Como el 8 de septiembre de 1960, Stefano Casiraghi era hijo de una pareja de empresarios de Como. Tras su juventud, transcurrida en Fino Mornasco, se matriculó en la Universidad Bocconi de Milán, sin terminar nunca sus estudios. Prefería empezar a trabajar con su hermano y su padre, ocupándose de las finanzas.
PRINCESS CAROLINE OF MONACO WITH HER HUSBAND STEFANO CASIRAGHI BEFORE A RACE FOR OFF SHORE 
A NICE.

Junto a sus tres hijos, Carlota, Pierre y AndreaGTRES

Cuando conoció a Carolina de Mónaco, hija de Grace Kelly y el príncipe Rainiero, ella se estaba recuperando del final de su primer y cortísimo matrimonio con Philippe Junot. Su primer encuentro se produjo en el verano de 1983 entre Cerdeña y Córcega en el barco del amigo en común Francesco Caltagirone: ella seguía llorando a su madre Grace, fallecida el 14 de septiembre de 1982 en un accidente de coche, y él parecía dispuesto a devolverle la sonrisa y hacerla pensar de nuevo en el final feliz.
Rainiero lo adoraba, al igual que sus padres, Giancarlo y Fernanda a Carolina. «Nos llamó la atención de inmediato su sencillez. Cuando ella asume su papel oficial, es una princesa, pero en casa es una mujer sencilla. Carolina y Stefano se casaron el 29 de diciembre de 1983; él con 23 años y ella con 26. Entre 1984 y 1990, lo que duró el matrimonio entre ambos, reinó la paz y la tranquilidad en el territorio monegasco. La princesa y el rico empresario aficionado a las emociones fuertes forman una estampa perfecta junto con sus hijos: Carlota, Pierre y Andrea.
LA PRINCESA CAROLINA DE MONACO EN UNA ACTO OFICIAL JUNTO A SU MARIDO STEFANO CASIRAGHI Y SUS HIJOS ANDREA, CARLOTA Y PIERRE EN MONACO
©KORPA
1980

Eran el ejemplo de matrimonio y familia idealGTRES

Aunque eran muy pequeños cuando murió su padre, los hijos de Stefano Casiraghi siempre lo recordaron y celebraron su memoria de varias maneras: la segunda hija, Carlota, por ejemplo, en su boda con Dimitri Rassam, en junio de 2019, lo honró eligiendo ser fotografiada. Justo en la terraza llamada La Vigie donde Karl Lagerfeld, años antes, la había inmortalizado a ella, a sus hermanos y a sus padres. Pierre Casiraghi, el más pequeño, decidió por su parte llamar como su padre a su primogénito.
A Carolina no le esperaba el mismo destino. La noticia del accidente trastorna a la princesa, que se retira a Francia, en Saint-Rémy de Provence, una pequeña localidad de la Provenza donde crio a sus hijos. En 1999, Carolina vuelve a intentarlo con Ernesto de Hannover, pero en 2009 los dos se van por caminos separados. Aunque nunca ha firmado el divorcio, Carolina de Mónaco está separada de forma extraoficial de su díscolo marido desde entonces y vive centrada en sus cuatro hijos y sus siete nietos. Ella siempre ha afirmado que el amor de su vida fue Stefano Casiraghi, aunque durase poco y no tuviese final feliz.
Comentarios
tracking