Fundado en 1910

31 de mayo de 2023

Denmark's Queen Margrethe II waves to onlookers from the balcony of Copenhagen City Hall prior to celebrations of the Queen's 50-year reign, in Copenhagen, Denmark, on November 12, 2022. (Photo by Martin Sylvest / Ritzau Scanpix / AFP) / Denmark OUT / DENMARK OUT

La reina Margarita II de Dinamarca saluda a los espectadores desde el balcón del ayuntamiento de CopenhagueAFP

Gente

¿Reconciliación en Palacio?: Margarita de Dinamarca reaparece junto a sus hijos tras la crisis de títulos reales

Los desencuentros públicos no han impedido que la monarca celebre sus 50 años de reinado en compañía de los Príncipe Federico y Joaquín

Desde el pasado mes de septiembre, la familia real danesa atraviesa una época de absoluta tensión, propiciada por la decisión de la Reina de Dinamarca de retirar los títulos reales a los cuatro hijos del Príncipe Joaquín. «Su Majestad ha decidido que, a partir del 1 de enero de 2023, los descendientes de Su Alteza Real el Príncipe Joaquín solo pueden usar sus títulos como conde y condesa de Monpezat, ya que sus títulos anteriores como príncipes y princesa de Dinamarca desaparecen», rezaba el comunicado.
La propia Reina alegó que tomó la decisión para que pudieran vivir sin las «consideraciones y obligaciones que implica una afiliación formal a la casa real como institución». Sin embargo, los afectados confesaron sentirse confundidos, tristes y en estado de shock. «Los niños se sienten marginados. No pueden entender por qué les están quitando su identidad», decía entonces Alexandra Manley, la exmujer de Joaquín y madre de sus hijos hijos mayores, Nicolás y Félix..
Princess Marie and Prince Joachim of Denmark during official visit to France at the Paris town hall in Paris, France, October 8, 2019.  *** Local Caption *** .

Tanto Joaquín de Dinamarca como la Princesa Marie expresaron su descontento con la decisiónGTRES

El Príncipe Joaquín tampoco se quedaba atrás y hablaba sin reparos sobre la polémica: «Nunca es divertido ver a tus hijos siendo maltratados así», y explicaba que los cuatro «se encuentran en una situación que no comprenden». Una auténtica crisis en la que su hermano Federico –a cuyos hijos no afecta la retirada de títulos– apoya incondicionalmente la decisión de su madre. «Tomó esta decisión sola porque es lo que puede hacer y es lo que quiere, y pensó que ahora era el momento de tomar una decisión que yo también apoyo y veo como lo correcto».
Tras estas declaraciones ha habido en el Palacio de Amalienborg una especie de guerra fría que parece haberse saldado, de momento, con motivo de las celebraciones del Jubileo de Oro de la Reina. Aunque fue un 14 de enero de hace cincuenta años cuando ascendió al trono de Dinamarca, no ha sido hasta el sábado cuando pudo comenzó a celebrar la conmemoración.
Tras verse obligada a aplazarlo por la pandemia y la muerte de la Reina Isabel, la única Jefa de Estado del mundo y la más longeva ha paseado en carruaje por las calles de Copenhague hasta llegar al Ayuntamiento de la capital, donde después de salir a saludar en el balcón a una multitud de 1.500 personas ha asistido a un almuerzo con las autoridades de la ciudad al que también ha acudido su familia.
Antes de la llegada de la carroza, llegaron los hermanos por separado. El Príncipe Federico lo hacía acompañado de su mujer la Princesa Mary, mientras Joaquín aparecía junto la Princesa Marie, su mujer y madre de sus dos hijos pequeños, Enrique y Atenea, en un claro gesto de que quieren acercar posturas con la corona a pesar del nuevo orden establecido.
mary federico dinamarcaon September 11, 2022,

El Príncipe heredero apoya de forma incondicional la medida de su madreGTRES

«Creo que hay bastantes personas dentro de la Casa Real que han estado trabajando horas extras para garantizar la participación del Príncipe Joaquín y la Princesa Marie en los actos de hoy. Probablemente no ha sido una misión fácil, porque la pareja principesca y sus hijos están profundamente disgustados», escribe el corresponsal de realeza del diario danés B.T.
Aunque no han posado juntos, sin duda, es un paso adelante, como aquel que dieron hace poco menos de un mes cuando decidieron reunirse con la Reina para intentar acercar posturas. «Sí, es correcto que la Reina y el Príncipe Joaquín han estado juntos y hablando en Fredensborg», confirmaban desde Palacio. Madre e hijo hablaron de los posibles daños morales que la controvertida medida causaría en Nicolás, Félix, Enrique y Atenea, que podrían sentirse relegados a un segundo plano.
No hay que olvidar que no es la única revisión que la Casa Real Danesa ha realizado para intentar recortar gastos. Ya lo hizo en 2016 cuando anunció que solo Christian, primogénito de Federico y Mary y futuro heredero, tendría una asignación del Estado. Sus hermanos, Isabella, Vicente y Josephine, tendrán que buscarse fuentes de ingresos propias.
Comentarios
tracking