03 de diciembre de 2022

Iker Casillas, en Qatar

Iker Casillas, en QatarINSTAGRAM

El enfado de Iker Casillas con la prensa tras filtrarse la operación de Sara Carbonero

Ha pasado un año y medio desde que Sara Carbonero e Iker Casillas anunciaron su separación. Desde entonces, se ha hablado mucho de ellos, sobre las nuevas vidas que ambos han tratado de construir desde el minuto uno, y también de la buena relación que han seguido compartiendo, fundamentalmente, por el bienestar de sus dos hijos.
Son muchos los años que han vivido juntos, de ahí que, por lo general, suelan estar el uno para el otro en sus momentos más complicados, pues es evidente que todavía les queda el cariño y el respeto que prometieron guardarse para el resto de sus días. Iker Casillas ha vuelto a demostrar que su relación con la periodista sigue intacta. Tanto, que incluso ha querido sacar la cara por ella tras salir a la luz una noticia de lo más comprometedora que mucho tiene que ver con su salud.
Después de que la revista Lecturas anunciara que la locutora ha sido operada de urgencia en la Clínica Universitaria de Navarra, el exfutbolista ha recurrido a sus redes sociales para expresar su indignación ante la rápida reacción de los medios de comunicación: «La carrera por dar la noticia. La carrera por dar la noticia, aunque de salud sea. La carrera por dar la noticia, aunque de salud sea, y no pensar en el implicado. La carrera de cascar la puta noticia y no reparar en el daño que hacen también a su entorno. Lamentable. LA NOTICIA», ha escrito esta misma mañana en su cuenta oficial de Twitter.
Lejos de aclarar el estado actual de Carbonero, o incluso de mandar un mensaje tranquilizador a sus miles de seguidores, lo que ha conseguido Iker con sus palabras ha sido aumentar, todavía más, la preocupación por la evolución de Sara, quien, según la citada publicación, después de disfrutar de un divertido fin de semana junto a su familia, tuvo que pasar por quirófano el pasado lunes de manera urgente. Así lo decidieron los médicos después de observar en su última revisión que algo no iba del todo bien. Un nuevo golpe que ha llegado a su vida tan solo tres años después de ser operada de un cáncer de ovario, y en un momento en el que su exmarido se encuentra a miles de kilómetros tanto de ella como de sus hijos debido a su trabajo como comentarista deportivo en el Mundial de Qatar.
Cabe destacar que el exfutbolista está al tanto de todo lo que está ocurriendo en España en relación al estado y a la evolución de su ex, y que incluso llegó a plantear la posibilidad de renunciar a este compromiso laboral para así poder quedarse al cuidado de sus hijos. No obstante, la expareja decidió que lo mejor era que Iker viajase, ya que los niños podían quedarse con Irene, la hermana de Sara, y de este modo darían mucha más normalidad a la situación. Y así lo han hecho, aunque si bien es cierto que Iker está muy pendiente por si tuviese que regresar de manera urgente.
En cuanto a la periodista, ella no ha estado sola en ningún momento, pues ni su madre, Goyi Arévalo, ni su hermana, ni mucho menos su ‘comadre’, Isabel Jiménez, han querido separarse de ella. La presentadora de Informativos Telecinco ha llegado a ser fotografiada durante su llegada al hospital en el que Sara todavía se encuentra ingresada, unas imágenes publicadas por Lecturas en las que se la puede ver con semblante serio y cabizbajo, y transportando un precioso ramo de flores con el que, al parecer, quiso sorprender a su íntima amiga.
Comentarios
tracking