Fundado en 1910

23 de marzo de 2023

La presentadora Laura Valenzuela en su 85 cumpleaños  con su nieto Francisco Murcia Dibildos por las calles de Madrid.
18/02/2016

La presentadora Laura Valenzuela en su 85 cumpleaños con su nieto Francisco Murcia DibildosGTRES

Gente

Así son los nietos de Laura Valenzuela, las dos grandes ausencias en el funeral de la presentadora

Francisco y Álvaro viven en Estados Unidos y no viajarán a España tras la muerte de su abuela

Laura Valenzuela ha muerto a los 92 años rodeada de toda su familia. Su gran apoyo durante los últimos meses ha sido su hija, Lara Dibildos, que explicaba que la presentadora «se ha ido en paz» tras varios meses de sufrimiento. Lara ha aprovechado la presencia de las cámaras para agradecer a los medios de comunicación «tanto cariño y tanto respeto» hacia su madre. Lamentablemente, los dos nietos de la presentadora no podrán asistir al funeral de su abuela, de la que ya se despidieron antes de poner rumbo a Estados Unidos, donde ambos tienen su vida.
Francisco Murcia es el primer hijo de Lara, fruto de su relación con el exjugador de baloncesto, y después llegó Álvaro Muñoz, hijo de la actriz y el famoso jinete. El nieto mayor de Laura se mudó a Estados Unidos hace años, donde consiguió una beca de fútbol en un colegio del estado de Connecticut. Su hermano pequeño, Álvaro, se trasladó al otro lado del Atlántico unos años después.
Lara Dibildos and son Francisco Murcia at photocall of premiere film El Rey Leon in Madrid on Tuesday , 16 July 2019

​Lara Dibildos y su hijo Francisco, fruto de su relación con el jugador de baloncesto Fran MurciaGTRES

Cuando el estado de salud de Laura Valenzuela comenzó a empeorar, su nieto Fran decidió pasar una temporada en España para estar cerca de su abuela. Así lo explicaba la periodista Rosa Villacastín a El Español: «El chaval se vino, entre otras cosas, para estar con su abuela. Han sido siempre unos niños muy cariñosos y adoraban a Laura. Desde luego, ellos y Lara han sido los que le han dado el mayor cariño y felicidad». La presentadora tenía muy buena relación con sus dos nietos, de los que ha podido disfrutar hasta el último día. Debido a su delicado estado de salud, fue la propia Laura la que decidió recluirse en su domicilio de Madrid hasta que resultó inevitable su ingreso en el hospital La Princesa de la capital, donde finalmente falleció el pasado viernes.
Lara Dibildos ha estado al pie del cañón las 24 horas del día, intentando que su madre estuviera lo mejor posible a pesar de su complicada situación. Fue en el año 2012 cuando la presentadora tomó la decisión de retirarse de la vida pública, justo después de recibir el Premio Iris por su exitosa trayectoria profesional. Su hija lo contaba así en Viernes Deluxe: «Se bajó del escenario con su premio, se sentó a mi lado, y en ese momento me dijo: 'Esta es la última vez que salgo’», contaba Lara emocionada. Laura prefería llevar una vida más tranquila alejada del foco mediático, y es lo que ha hecho durante la última década por decisión propia.
Lo cierto es que madre e hija han logrado sobreponerse a varios obstáculos juntas, convirtiéndose en pilares fundamentales la una para la otra. En 1991 Lara fue diagnosticada de una cáncer de tiroides y en 2005 la familia sufriría otro revés al detectarle un cáncer de mama a Laura, que tuvo que ser intervenida en Houston. Ambas salieron victoriosas de la enfermedad, aunque ahora Lara tiene que enfrentarse a la ausencia de su mano derecha, su inseparable madre.
Comentarios
tracking