Fundado en 1910

16 de junio de 2024

El bailaor Rafael Amargo

El bailaor Rafael AmargoGTRES

Gente

Rafael Amargo, en libertad provisional hasta que se dicte la sentencia sobre el juicio

La fiscalía pide 9 años de cárcel por vender droga en su casa madrileña

La Sala de la Audiencia Provincial de Madrid que ha juzgado durante toda la semana al bailaor Rafael Amargo, acusado de vender droga desde su casa, le ha dejado en libertad provisional hasta que se conozca la sentencia, con la obligación de firmar en el juzgado cada 15 días.

Una vez acabado el juicio, ya a puerta cerrada, los magistrados han aceptado las peticiones de la defensa de Rafael Amargo y del productor Eduardo de Santos para que ambos quedasen en libertad, siempre hasta que se dicte la sentencia.

Los dos estaban en prisión desde el pasado 3 de noviembre, cuando la Audiencia Provincial de Madrid decretó que ingresara porque no habían cumplido con la obligación de firmar cada 15 días en el juzgado. La Fiscalía pide 9 años para el artista y para el productor y 6 para el tercer acusado por vender droga desde el piso de Amargo en 2020.

Los abogados de Amargo y de Santos han especificado al salir de la sede judicial que en el auto de libertad se recoge que ambos quedan libres, pero deberán ir a firmar dos veces al mes en el juzgado.

Marcos García Montes, letrado de artista, ha dicho que su defendido está «encantado» con la decisión del tribunal y que confía en que la sentencia será absolutoria. Los magistrados han valorado que, una vez celebrado el juicio, no era necesario mantener a ambos en la cárcel, cuando además están en un programa de rehabilitación.

Armando Lucendo, letrado del productor, ha incidido en que mantener a los acusados en la cárcel «no tiene sentido» y que los argumentos que han esgrimido el productor y el artista «han llegado al corazón» del tribunal, por lo que ha apuntado que la futura sentencia «tiene buena pinta»

Antes de conocer esta decisión, justo antes de acabar el juicio, Rafael Amargo ha hecho uso de la última palabra para decir que seguir en la cárcel podría ser «un peligro» para él, al estar en «un ambiente poco elegante y cómodo» que podría llevarle a consumir sustancias cuando lleva cinco meses y medio sin tomar.

«Sería la destrucción para mi carrera, para mi familia y para mi superación», ha añadido, reconociendo que debió de hacer cumplido con la obligación de ir a firmar al juzgado para evitar su ingreso en la cárcel el pasado mes de noviembre.

«He pagado suficiente. Vivo en mi país, soy feliz aquí. Soy más español que el jamón serrano», ha dicho tras dedicar unos minutos a pedirle perdón a la fiscal «por unos modales que no son correctos» durante su declaración.

Comentarios
tracking