27 de mayo de 2022

Acto de clausura de la primera Fiesta del PCE, celebrada en la Casa de Campo de Madrid en 1977

Acto de clausura de la primera Fiesta del PCE, celebrada en la Casa de Campo de Madrid en 1977

Cien años del Partido Comunista de España

El Partido Comunista de España (PCE) celebra hoy su centenario. Un partido que se ilegalizó, sus locales fueron clausurados y sus militantes detenidos

El 14 de noviembre de 1921, como una escisión del PSOE, nacía el PCE al entender que Pablo Iglesias y sus compañeros en la ejecutiva habían renunciado a la revolución que tenía que salvar al proletariado español de la opresión que sufría a manos de la monarquía de Alfonso XIII y de la oligarquía burguesa que lo sostenía. El modelo de su acción política era la revolución bolchevique de 1917, por lo que el nuevo PCE debía seguir la senda marcada por Lenin y unirse a la Internacional Comunista.
Su primera semilla fructificó en abril de 1920 bajo el nombre de Partido Comunista Español. Entre sus fundadores estaba Dolores Ibarruri «Pasionaria». En abril de 1921 Antonio García Quejido, uno de los fundadores del PSOE y de la UGT junto con Daniel Anguiano declararon que se escindían del PSOE. El 14 de noviembre, siguiendo las ordenes de Moscú, el Partido Comunista Español y el nuevo Partido Comunista Obrero Español se fundían en el Partido Comunista de España, el PCE. 
Con la llegada de la dictadura de Primo de Rivera, dentro de la política de colaboración de la Dictadura con el PSOE de Pablo Iglesias y de Largo Caballero, el PCE fue ilegalizado, sus locales clausurados y sus militantes detenidos. Con el final de la dictadura el PCE no volvió a la legalidad hasta la proclamación de la II República aunque en una situación de insignificancia política. Los dos grandes partidos obreros eran la CNT y PSOE. Para el PCE el 14 de abril de 1931 fue un «engaño para la clase trabajadora» gritando a los cuatro vientos: «¡Abajo la república burguesa! ¡Vivan los soviets!».
En 1933 el PCE ya tenía una milicia paramilitar, las Milicias Antifascistas Obreras y Campesinas (MAOC), la única milicia de partido que antes de la Guerra Civil habían recibido un auténtico entrenamiento militar. Las MAOC contaron con la instrucción de oficiales del Ejército como Francisco Galán o de militantes comunistas como Enrique Líster y Juan Modesto que habían recibido formación militar en la Unión Soviética durante los años 30.
El 3 de diciembre de 1933 fue elegido el primer diputado comunista de la historia de España, Cayetano Bolívar Escribano, que salió de la cárcel para ocupar su escaño por la provincia de Málaga.
Con el comienzo de la Guerra Civil, gracias a la ayuda de Stalin, y como canalizador de la ayuda y del armamento soviético, el PCE se convirtió en el grupo político más poderoso del Frente Popular. De su mano se produjeron las mayores matanzas de la guerra: Paracuellos del Jarama, el exterminio de los trotskistas del POUM y los enfrentamientos en retaguardia con la CNT.
Con la victoria de los Nacionales el PCE encabezó la fracasada resistencia contra el régimen de Franco por falta de apoyo popular, como se evidenció en la invasión de los maquis por la frontera pirenaica al terminar la Segunda Guerra Mundial. Los comunistas tendrían que esperar a la muerte de Franco para que un antiguo secretario general del Movimiento, Adolfo Suárez, los legalizase en abril de 1977. Después, lentamente, muy lentamente, el PCE pasó a la irrelevancia política hasta que los neocomunista de Podemos llegaron de la mano del PSOE de Sánchez a la Moncloa.
Comentarios
tracking