20 de mayo de 2022

Apertura del arca con el cuerpo de San Isidro con motivo del tercer centenario de su canonización

Apertura del arca con el cuerpo de San Isidro con motivo del tercer centenario de su canonizaciónLa voz / Biblioteca Nacional de España

Hace 100 años en El Debate

14 de mayo de 1922: el cuerpo incorrupto de san Isidro se expone al público

Con motivo del tercer centenario de la canonización de san Isidro, su cuerpo fue expuesto en la capilla de Nuestra Señora de los Dolores, actual capilla de la Inmaculada y sacado en procesión. Al ser canonizado al mismo tiempo que Santa Teresa de Jesús, San Ignacio de Loyola y San Francisco Javier, se tuvieron en cuenta a estos santos en los actos programados para la celebración. A la adoración al santo acudieron el Rey Alfonso XIII y su madre María Cristina. El Debate destacaba en primera plana la noticia.
Según la tradición, los restos del santo patrón fueron exhumados en 1212 y se descubrió con sorpresa que el cuerpo se encontraba incorrupto. El propio Alfonso VIII en su visita a Madrid quiso visitar los restos de Isidro para reconocer en ellos el rostro del pastor que había guiado a su ejército hacia victoria en la batalla de las Navas de Tolosa. Como san Isidro llevaba muerto 40 años, este acontecimiento se interpretó como un milagro: el santo habría resucitado para ayudar a las armas cristianas a conseguir la victoria contra los almohades.
En 1622, Isidro fue canonizado oficialmente en una ceremonia solemne. Desde entonces, el cuerpo intacto de san Isidro se consideró una reliquia capaz de sanar cualquier mal lo que provocó que el cuerpo protagonizase diversas vicisitudes como la disputa por su custodia, varios traslados, intentos de amputaciones o salvaciones milagrosas. Entre las historias más extrañas se encuentra el intento de la esposa de Enrique II de apuntarle el brazo derecho para tenerlo como reliquia. Años más tarde, se dice que una dama de honor de Isabel la Católica arrancó de un mordisco el dedo gordo del pie del santo mientras se los besas, sin embargo, fue descubierta y obligada a devolverlo.
La apertura del sarcófago del santo no solo se realizó en 1922, sino que tiempo después, en 1969, con motivo de su aniversario de beatificación se volvería a abrir. Así sucedería también en 1972, en 1982 y en 1985.
Comentarios
tracking