06 de febrero de 2023

La ruta de los Belenes de Madrid

Belenes de Madrid

¿Cuál es el origen del Portal de Belén de Navidad?

Más de 200 figuras forman el Belén Napolitano del Palacio Real de Madrid, que se podrá visitar gratis hasta el 8 de enero. Este año incluye un homenaje a Juan Sebastián de Elcano, en los 500 años de la primera vuelta al mundo

El Belén ocupa un espacio especial en las casas durante la Navidad. Algunos serán minimalistas y solo tendrán a los personajes principales; otros ocuparán mesas enteras y habrá que ir a por musgo para hacer los prados y utilizar papel de plata como río; en otros nacimientos habrá figuras de pastores enormes al lado de casas en las que solo cabe el pie de la figura. Aunque cada Belén tiene su esencia, todos tienen en común que la representación del nacimiento de cristo forma parte de una tradición cristiana milenaria, pero ¿De dónde viene la idea de representarlo con figuras?

En el siglo XII, el fraile Francisco de Asís volvió de Palestina con la idea de hacer un Belén

El Belén de Greccio - Italia - Giotto di Bondone 1295

El Belén de Greccio - Italia - Giotto di Bondone 1295

Para encontrar las primeras imágenes de un pesebre hay que bajar hasta la Capilla Griega de las Catacumbas de Priscilla en Roma, donde pintado sobre la pared está la Virgen María con el niño Jesús y los tres Reyes Magos. Dos siglos después, las escenas ocuparon los frisos de las iglesias como la de San Sebastián Extramuros y se extendieron por toda la cristiandad. Pero el Belén que hoy conocemos es de origen Medieval. En el siglo XII, el fraile Francisco de Asís volvió de Palestina con la idea de hacer un Belén. En 1223 san Francisco llegó a la localidad de Greccio (Umbria, Italia) para evangelizar a sus gentes y esa misma Nochebuena, con la colaboración del noble Giovanni Valita, que aportó el pesebre, la paja, el buey, la mula y una figura de un niño, el santo montó en una cueva cercana a la ermita el primer Portal de Belén de la historia. Después convocaron a todo el pueblo para celebrar una misa en torno a la representación y mientras San Francisco levantaba la escultura del niño sucedió un milagro: «mientras el santo hombre mantenía su oración, un caballero vio al verdadero Niño Jesús en lugar de aquel que el santo había portado», según cuenta Buenaventura de Bagnoregio en la Leyenda Mayor, la biografía que escribió sobre el santo en 1263.
Primera imagen de la Virgen María con Jesús y los Reyes Magos en las Catacumbas de Priscilla

Primera imagen de la Virgen María con Jesús y los Reyes Magos en las Catacumbas de Priscilla

El Belén de Greccio se convirtió en costumbre en toda Italia y en torno a 1283 el Papa Nicolas IV ordenó al escultor Arnolfo di Cambio crear el primer nacimiento de figuras, que permanece desde entonces en la Basílica di Santa Maria Maggiore de Roma. Al poco tiempo empezó a extenderse por toda Europa y en 1465 se funda en París la primera empresa de figuras, en España en 1471 se inaugura el primer taller belenista en Alcorcón. Por entonces fueron solo los franciscanos los primeros en instalar los pesebres en sus comunidades. Uno de los más antiguos de la península es el belén napolitano de Jesús, que realizó la familia Alamano en 1480 y llegó a la isla pocos años después para ocupar su lugar en la Iglesia del Hospital Provincial. Pero Nápoles era el principal centro de producción, donde los conjuntos contaban con los principales protagonistas del nacimiento, pero también se incluían paisajes y objetos tradicionales de la región, personajes y escenas cotidianas. El estilo napolitano lo importó a España el Rey Carlos III en el siglo XVIII, aunque solo para el disfrute de la corte. Una de las salas del Palacio Real de Madrid se construyó solo para albergar el famoso Belén del Príncipe, que hoy se puede visitar durante las navidades.

Al poco tiempo empezó a extenderse por toda Europa y en 1465 se funda en París la primera empresa de figuras, en España en 1471 se inaugura el primer taller belenista en Alcorcón

Pero el boom de los belenes en los hogares empezó a mediados del siglo XIX, con la fabricación de las figuras en serie que se vendían en los típicos mercadillos navideños. Pero igual de importante es tener a todos los personajes del nacimiento como saber que el 8 de diciembre hay que colocar a José y María y el día de Nochebuena al Niño Jesús.
Comentarios
tracking