25 de octubre de 2021

Primer ministro inglés Boris Johnson

Primer ministro inglés Boris JohnsonNeil Hall / EFE

Reino Unido

Empieza a escasear la comida en Reino Unido por la crisis de desabastecimiento

Estanterías vacías en los supermercados ingleses por la crisis de suministros

Un 17 % de los británicos dice no haber podido comprar, por falta de existencias, algunos productos básicos de alimentación en las dos últimas semanas, según datos difundidos este viernes por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS).
Un 23 % aseguró no haber hallado tampoco otros productos no esenciales, de acuerdo con la encuesta sobre Opiniones y Estilo de vida realizada por la ONS a 3.326 adultos entre el 22 de septiembre y el 3 de octubre.
Un 57 % declaró haber podido encontrar todos los productos que necesitaba, mientras que un 15 % dijo no haber podido repostar gasolina, en medio de una crisis de suministro y laboral en el Reino Unido que afecta a la distribución de combustible y a otros sectores.
El ministro británico de Transporte, Grant Shapps, aseguró hoy, en declaraciones a Sky News, que se está «al final» de la crisis por la escasez de combustible en las gasolineras del país, provocada por una falta de camioneros que lo distribuyeran y que causó largas filas para repostar.
Además de este asunto, que se ha alargado varios días, sectores como la hostelería y de procesamiento de carne reclaman al Gobierno visados especiales para atraer mano de obra del extranjero, ante la falta de trabajadores especializados en el Reino Unido a raíz del Brexit y la pandemia.
Tanto el sector cárnico como la hostelería avisan de que, debido a la insuficiencia de personal, su servicio puede verse deteriorado de cara a la Navidad.
Aunque ha aceptado conceder algunos visados temporales a sectores como los transportistas y el avícola, el Gobierno del primer ministro, Boris Johnson, insiste en que son las empresas las que deben atraer a mano de obra local con mejores sueldos y condiciones.