30 de septiembre de 2022

Debate entre líderes en la Conferencia anual del Partido Conservador. Manchester

Debate entre líderes en la Conferencia anual del Partido Conservador. ManchesterOli Scarff / AFP

Reino Unido

La crisis de suministros toma protagonismo en la conferencia del partido conservador británico

En medio de una crisis de desabastecimiento, los líderes conservadores mantendrán su posición pro-Brexit

Hoy tendrá lugar la conferencia anual del partido de Boris Johnson, que se encoge ante el punto de mira de una Europa exasperada por el Brexit. Su gestión frente a la crisis de desabastecimiento que aflige al país desde finales de agosto pone en duda la actual capacidad del Reino Unido de existir independientemente de la UE, y la eficacia del gobierno Tory  ante los retos económicos de la postpandemia.
Se espera que el tema estrella de la conferencia sea la escasez de suministros que ha dejado vacías las gasolineras inglesas, y amenaza con afectar a otras industrias como si de un efecto dominó se tratara. El partido conservador mantendrá una posición pro-Brexit: su ministro David Frost sigue describiendo la membresía del Reino Unido como «una larga pesadilla», y las oportunidades fuera de ella como «enormes». Esta postura la anticipa también el ministro de hacienda Rishi Sunak.
«No hay una varita mágica para resolver los problemas de suministro globales de la noche a la mañana», dijo esta mañana Sunak en una entrevista para la BBC. De hecho, los problemas de ahora, según Sunak, serán «transitorios y pasarán a través del sistema». El ministro de hacienda intenta presentar esta crisis como un problema de corta duración que antecede a un Brexit repleto de beneficios a largo plazo.
A pesar de que promete destinar 500 millones de libras para ayudar a la gente a encontrar trabajo o retenerlos en la escasez de empleos del post-Brexit, Sunak no admitirá en la conferencia que el problema de suministros se agrava con la falta de inmigrantes. «Una inmigración pragmática y controlada podría ser parte de la solución a corto plazo», pero no un remedio permanente para el país que eligió dejar la Unión Europea. 
Aunque la evidencia señala la disminución de la inmigración como elemento clave de la crisis de abastecimiento, Johnson rechaza estimularla de nuevo y solo ofrecerá 5,000 visados a transportistas extranjeros, y 5,500 a trabajadores de la industria aviaria de cara a las Navidades- una fracción ínfima del total de personas que realmente necesitan estos sectores. Serían visados de corta duración, desde octubre hasta finales de diciembre.
Rishi Sunak sugiere que la expedición de visados a corto plazo podría combinarse con varias otras medidas: entre ellas, el acelerar el proceso de prueba para los aspirantes a conductor de camión. Añade que los problemas de suministro existen a nivel global, algo no del todo equivocado en el marco de crisis económica internacional. 
Sin embargo, los precedentes polaco y alemán en la crisis de suministro causada por falta de personal no dejan de señalar al Brexit. Polonia y Alemania fueron capaces de resolver sus respectivas crisis en su momento facilitando la entrada a inmigrantes que llenaron los empleos, gracias a la política europea de libertad de movimiento.
Se prevé una serie de problemas de abastecimiento en distintos sectores, causados por la escasez de mano de obra. Ya está afectada la industria cárnica, con la amenaza de tener que sacrificar a miles de cerdos por falta de carniceros y mataderos. En cuanto a la crisis de gasolina, la mejora que pronosticó Johnson se desarrolla de forma constante pero muy lenta, con el 22% de gasolinas del sureste y Londres vacías. 
En el Norte y los Midlands, todas están llenas salvo un 6%. De momento, el gobierno se ha visto obligado a emplear al ejército como conductores de los camiones.
Comentarios
tracking