04 de diciembre de 2021

Presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen

Presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der LeyenEFE

Unión Europea

Polonia «no puede ni debe pagar» mientras que la Comisión insiste en que no habrá fondos sin reforma

La Unión Europea retendrá los fondos de Polonia a menos que estos lleven a cabo la reforma judicial
La presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, consideró este jueves «factible» que Polonia emprenda las reformas en su sistema judicial que Bruselas juzga necesarias antes de aprobar los desembolsos del plan de recuperación pospandemia, pero insistió en que dichos cambios son condición «sine qua non» para la entrega del dinero.
«Creo que es factible, creo que llegaremos a un acuerdo, pero la parte de las reformas es condición sine qua non», afirmó Von der Leyen en una rueda de prensa, en referencia a la Cámara Disciplinaria polaca que causa preocupación en Bruselas como uno de los principales obstáculos para la independencia judicial en el país.
Antes de que Polonia empiece a recibir los desembolsos que le corresponden del fondo de recuperación pospandemia -36.000 millones de euros en total-, debe acordar con Bruselas su plan de reformas basado en las recomendaciones que desde la Comisión se le han transmitido en los últimos años, entre las que se incluye la restauración de su independencia judicial.
En concreto, explicó Von der Leyen, el desmantelamiento de la Cámara Disciplinaria de su Tribunal Supremo, la eliminación o reforma del régimen disciplinario -que permite que los magistrados estén sujetos a investigaciones y sanciones en función del contenido de sus decisiones judiciales- y la devolución de jueces a los puestos de trabajo de los que fueron apartados, son condiciones previas para la aprobación del plan.

Polonia responde

Pero el ministro de Justicia y vicepresidente del Gobierno polaco, Zbigniew Ziobro, afirmó hoy que «Polonia no puede ni debe pagar» las multas impuestas por Europa porque son «elementos de presión y sólo los débiles ceden a ello».
Ziobro aseguró que «el Estado polaco no puede doblegarse ante la anarquía, ya sean sanciones ilegales» relativas a la mina de carbón de Turów «o sanciones por cambios en el sistema judicial».
Además de enfatizar que, en su opinión, se trata de multas «ilegales», Ziobro declaró que «los tratados de la Unión Europea no permiten que el TJUE interfiera en la regulación del poder judicial polaco, así como el poder judicial de cualquier otro país».
«Estemos tranquilos, hagamos nuestro trabajo, reformemos el poder judicial y cuidemos el Estado de derecho en la Unión Europea», concluyó.
La justicia europea había considerado ilegal dicho régimen disciplinario el pasado mes de julio y este mismo miércoles impuso al país el abono de una multa de un millón de euros diario hasta que se elimine este sistema.
Preguntada por si «se imagina a sí misma» en Varsovia en un futuro acto oficial para aprobar el plan, como ha hecho con el resto de países de la Unión Europea (UE), Von der Leyen afirmó que «puede imaginarse a sí misma» haciendo esta visita «en todos los Estados miembros» y afirmó que «están claras cuáles son las precondiciones para que eso suceda».
La presidenta del Ejecutivo comunitario subrayó que la regulación de los fondos de recuperación vincula la entrega del dinero a que cada país haga las reformas que le ha recomendado Bruselas, e insistió en que «desde hace mucho tiempo» uno de los mensajes a Polonia tiene que ver con su independencia judicial.
«Coincide que esto también está incluido en la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) porque se trata de un proceso largo. Hay consistencia en lo que pedimos», afirmó.
El viceministro de Justicia polaco, Sebastian Kaleta, criticó este miércoles la multa impuesta por el TJUE a su país y la calificó de «chantaje», mientras que el presidente del Congreso, Ryszard Terlecki, del gubernamental partido Ley y Justicia (PiS), afirmó por su parte que «no hay que entrar en pánico», al tiempo que advertía de que Varsovia no ha «pagado nada todavía».
En el caso de que Polonia -recientemente condenada a pagar otra multa de medio millón diario por no cerrar una mina de lignito- no abonase la multa, la Comisión podría retener otros fondos comunitarios que corresponden a este país para compensar por los ingresos no obtenidos de la sanción financiera.
tracking