27 de mayo de 2022

La ex ministra danesa de Integración, Inger Støjberg

La ex ministra danesa de Integración, Inger StøjbergAFP

Dinamarca

Condenan a prisión a una ex ministra danesa por separar a niñas refugiadas de sus esposos mayores de edad

El tribunal considera que la ex ministra Inger Støjberg violó la Convención Europea de Derechos Humanos

La gestión del flujo de refugiados y migrantes en Europa se ha cobrado una primera víctima política en Dinamarca. La ex ministra de Integración, Inger Støjberg, perteneciente al partido liberal, ha sido condenada a 60 días de prisión incondicional por haber ordenado la separación de parejas de refugiados, una decisión considerada ilegal.
El juicio ha causado un auténtico terremoto político en Dinamarca y una fuerte polarización. La medida adoptada por la ex ministra liberal, que ahora le ha valido una pena de prisión, tenía como objetivo proteger a los menores solicitantes de asilo que habían contraído matrimonio.
Sin embargo, el tribunal sentenció que la ex ministra liberal violó la Ley de Responsabilidad Ministerial al aplicar de forma estricta, y sin admitir salvedades, la regla por la que se debía separar y alojar en lugares diferentes a las parejas solicitantes de asilo cuando uno de los miembros fuera menor de edad.
Durante el mes en que se aplicó la medida, se separaron 23 parejas. En muchas de ellas, ambos miembros del matrimonio eran menores de edad. En otros casos, se trataba de matrimonios de niñas menores de edad con mayores.
Hacía 30 años que no se celebraba un juicio político similar. Se trata de un proceso de destitución que puede acarrear, como es el caso, penas de prisión. En los últimos 171 años, es la sexta ocasión en que se celebra un juicio similar y la segunda en que ha habido condena, señala la agencia EFE.
La sentencia condenatoria se adoptó casi por unanimidad del tribunal: 25 de 26 jueces consideraron que Støjberg violó la Convención Europea de Derechos Humanos, y varias leyes danesas, al imponer la medida de febrero a marzo de 2016.
La ministra, tras conocer la sentencia, aseguró sentirse sorprendida, lamentó que la condena muestra una pérdida de valores daneses y, al mismo tiempo, la aceptó «sin agachar la cabeza». Aunque la condena no es recurrible, al ser inferior a seis meses la ministra podrá cumplirla sin ingresar en prisión mediante una tobillera electrónica.
Comentarios
tracking