28 de mayo de 2022

El presidente Jair Bolsonaro con el equipo médico que lo trató

El presidente Jair Bolsonaro con el equipo médico que lo tratóTwitter @jairbolsonaro

Brasil

Dan el alta hospitalaria a Bolsonaro tras superar la obstrucción intestinal

El presidente de Brasil no necesitó intervención quirúrgica tras la dolencia derivada del apuñalamiento que sufrió en 2018

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, recibió este miércoles 5 de enero el alta hospitalaria tras pasar ingresado dos días en Sao Paulo debido a una obstrucción intestinal mientras se encontraba de vacaciones en el Estado de Santa Catarina.
La obstrucción intestinal se debió a una complicación derivada del atentado que sufrió en el año 2018 durante la campaña electoral, cuando un individuo lo apuñaló en el abdomen.
En un mensaje en Twitter, Bolsonaro publicó una fotografía en la que aparece acompañado del equipo médico que lo trató: «Alta ahora. Gracias a todos. Todo lo puedo en Aquel que me fortalece», dijo en el mensaje
El presidente Bolsonaro fue ingresado en el hospital Vila Nova Star de Sao Paulo el pasado 3 de enero al encontrarse indispuesto de forma repentina mientras disfrutaba de sus vacaciones. El cirujano Antonio Luiz Macedo, quien trató al presidente en varias ocasiones tras el atentado de 2018, se trasladó a Sao Paulo desde las Bahamas, donde también se encontraba de vacaciones, para llevar personalmente el caso del presidente.
El mandatario brasileño debió someterse a varias pruebas que permitieron diagnosticarle una «suboclusión intestina». Finalmente, superó la obstrucción sin necesidad de intervención quirúrgica.
Desde el apuñalamiento del 6 de septiembre de 2018 el presidente se sometió a varias intervenciones. Además de la intervención de urgencia tras el ataque, al presidente lo operaron el 12 de septiembre de 2018 por una complicación de la primera intervención. El 28 de enero de 2019 se le volvió a intervenir para quitarle la bolsa de colostomía.
El 8 de septiembre de 2019 el presidente volvió a someterse a una intervención quirúrgica por una hernia en la zona del apuñalamiento. El 25 de septiembre debió pasar de nuevo por quirófano por un cálculo renal.
Por último, el 14 de julio estuvo cuatro días internado en Sao Paulo por otra obstrucción intestinal.
Las vacaciones del presidente en Santa Catarina causaron gran polémica en Brasil. Las fotografías de Bolsonaro en moto de agua, disfrutando con su familia en un parque de atracciones o paseando por la orilla del mar indignaron a mucha gente en un momento en que Brasil sufre las consecuencias de la nueva ola de la pandemia de coronavirus y una fuerte crisis económica.
Comentarios
tracking