28 de noviembre de 2022

Jarkov Ucrania

Soldados ucranianos en JárkovAFP

Alemania teme quedarse sin capacidad defensiva si envía armas a Ucrania

El Ejército muestra sus dudas sobre la entrega de sistemas de artillería pesada esenciales para que Alemania pueda cumplir sus compromisos con la OTAN

Alemania titubea. Su firme apoyo a Ucrania frente a Rusia parece limitarse sólo al ámbito de la retórica sin llegar a materializarse en el campo del suministro de recursos militares que permitan a Kiev defenderse de la agresión rusa.
Si bien es cierto que Berlín se ha alineado con Estados Unidos, la OTAN y la Unión Europea en la aplicación de los paquetes de sanciones contra Moscú, a la hora de enviar armas al Ejército ucraniano, parece tratar de escurrir el bulto.
El principal argumento del Gobierno alemán es que teme quedarse sin capacidad de defensa si envía más armas pesadas a Ucrania.
En declaraciones recogidas por The Times, el subinspector general de las Fuerzas Armadas alemanas, el general Markus Laubenthal, afirmó que Alemania no puede seguir suministrando armas a Ucrania si quiere cumplir sus compromisos con la OTAN.
Las declaraciones del general Laubenthal se refieren al anuncio de un envío a Ucrania de 100 vehículos blindados Marder y otro envío de sistemas de artillería autopropulsada Panzerhaubitze (PzH) 2000.
Alemania se ha comprometido también a enviar armas antitanque y antiaérea Strela y Stinger.
Si ese envío, y otros similares, se hace efectivo, advirtió el general alemán, «ya no podríamos reaccionar ante contingencias. Nuestra capacidad defensiva se debilitaría de forma significativa».
Sin embargo, las reticencias alemanas a suministrar armamento a Ucrania se deben, en gran medida, a la gran dependencia de Alemania con los hidrocarburos rusos, una dependencia histórica que se incrementó durante el período del socialdemócrata Gerhard Schroder en la cancillería.
De hecho, el Banco Central de Alemania prevé que el embargo a la energía rusa producirá una contracción del PIB alemán de casi un 2 % este año respecto al anterior.
Frente a las objeciones planteadas por el general Markus Laubenthal, el embajador de Ucrania ante Alemania, Andriy Melnyk, recordó que Alemania dispone de 400 vehículos Marder y que no supondría un trastorno prestar 100 a las fuerzas armadas ucranianas.
«La afirmación de que el Ejército alemán ya no puede entregar más armas a Ucrania es incomprensible», añadió.
La insistencia de Ucrania en estas dos armas, los blindados Marder y los obuses autopropulsados Panzerhaubitze 2000 se debe a la naturaleza del terreno en el Donbás, con amplias llanuras y zonas despejadas.
En este escenario, la artillería pesada juega un papel esencial. Países Bajos, Francia y Estados Unidos también han proporcionado sistemas de artillería a Ucrania.
Otros países también están proporcionando diferentes sistemas de armas. Noruega enviará misiles antiaéreos Mistral. Reino Unido proporcionará nuevas unidades de cohetes antitanque NLAW y Javelin, además de misiles antiaéreos Starstreak, misiles antibuque Harpoon y diferentes vehículos blindados.
Comentarios
tracking