01 de julio de 2022

Boris Johnson, durante una rueda de prensa posterior a la cumbre de la OTAN del pasado jueves

Boris Johnson, durante una rueda de prensa posterior a la cumbre de la OTAN del pasado juevesAFP

69 días de guerra

Boris Johnson emula a Churchill frente al Parlamento ucraniano: «Es vuestra mejor hora»

El primer ministro británico prometió un nuevo paquete de apoyo militar de 300 millones de libras

El 9 de mayo se cierne sobre Ucrania. La fecha está envuelta en recelo: se trata del «día de la Victoria», festivo en Rusia, y los Gobiernos occidentales temen que su presidente Vladimir Putin aproveche las celebraciones para declarar formalmente la guerra a Ucrania.
Con este miedo en mente, el primer ministro de Reino Unido compareció ante el Parlamento ucraniano para dedicarles unas palabras de ánimo: «Solo tengo un mensaje para vosotros hoy: Ucrania ganará, Ucrania será libre», declaró Boris Johnson, conmovido.
El premier catalogó de «honor» la oportunidad de dirigirse a Ucrania en un «momento crucial de la historia», durante el cual los ucranianos «responden con valor a la barbarie que ataca a [sus] libertades».
Tomó la palabra, a través de una videollamada, en la Rada de Ucrania, imitando la iniciativa de Zelenski cuando, hace una semanas, efectuó un histórico discurso ante la Cámara de los Comunes.
Pero no es el único líder al que Johnson quiso imitar. El británico está envuelto en una vorágine de escándalos domésticos; no estaba zanjado aún el lamentable caso del «Partygate», las fiestas clandestinas en Downing Street por las que salió multado, cuando emergieron denuncias de misoginia y machismo en Westminster, además del caso del diputado Conservador que se puso a ver pornografía desde el escaño.
Por eso, el líder de Reino Unido emuló a Winston Churchill, figura heroica en la Segunda Guerra Mundial.
«Es vuestra mejor hora», anunció a los ucranianos, igual que hizo Churchill en su día a los soldados ingleses, y recordó la situación similar en la que se encontraba Gran Bretaña en 1945.

Crímenes de Guerra

Al igual que muchos otros líderes occidentales, Boris Johnson catalogó de «crímenes de guerra» las «atrocidades» del ejercito ruso «en Bucha, Irpin, Hostomel, y muchos otros lugares», durante la «grotesca campaña ilegal de Putin».
Pero se deshizo en halagos con la defensa ucraniana: «Vuestros granjeros capturaron tanques rusos con sus tractores. Vuestra población indomable salió a protestar cada día. Y aunque a vuestros soldados los superaban en número, tres rusos por cada ucraniano, pelean con la energía y valor de leones».
La resistencia del pueblo de Ucrania pasará, según Jonhson, a la historia. «Habéis reventado el mito de la invencibilidad de Putin, y reescrito uno de los capítulos más gloriosos de la historia militar. La supuesta fuerza irresistible de la máquina de guerra de Putin se ha roto gracias al patriotismo ucraniano», declaró emocionado.

Vuestros hijos y nietos dirán que Ucrania enseñó al mundo que la fuerza bruta de un agresor no vale nada contra la fuerza moral de un pueblo que quiere ser libreBoris Johnson

«Vuestros hijos y nietos dirán que Ucrania enseñó al mundo que la fuerza bruta de un agresor no vale nada contra la fuerza moral de un pueblo que quiere ser libre», concluyó.

El apoyo de Reino Unido

Para finalizar su emotivo y, a ratos, adulador discurso, Johnson delineó nuevos proyectos de apoyo al país agredido.
Empezó diciendo con orgullo que «su embajadora, Melinda Simmons, ha vuelto a Kiev para reabrir la embajada».
Luego, recordó que, en las próximas semanas, Reino Unido mandará misiles antibuque Brimstone y sistemas antiaéreos Stormer. «Estamos suministrado vehículos blindados para evacuar a civiles de zonas atacadas, mientras se protege la infraestructura crítica».
Finalmente, anunció «un nuevo paquete de apoyo de 300 millones de libras, que incluyen radares para detectar artillería en ciudades, drones de transporte pesado, y miles de artículos de visión nocturna».
Comentarios
tracking