09 de agosto de 2022

Una manifestación prorrusa en Bangui, República Centroafricana, en marzo pasado

Una manifestación prorrusa en Bangui, República Centroafricana, en marzo pasadoCarol Valade / AFP

Guerra Ucrania-Rusia

Un estudiante congoleño se enlista en las milicias prorrusas del Donbás

La extraordinaria historia de Jean Claude Sangwa demuestra el apoyo que tiene Putin en África

llegó a Lugansk para estudiar economía y terminó enlistándose en las milicias prorrusas cuando Vladimir Putin ordenó la invasión de Ucrania. Esa es la historia de Jean Claude Sangwa un joven congoleño que ahora lucha contra los soldados ucranianos.
Sangwa se mudó a Rusia hace dos años para estudiar en Rostov, una ciudad cerca de la frontera con Ucrania, y luego se mudó a Lugansk, que había sido capturada por separatistas respaldados por el ejército ruso en 2014.
El 19 de febrero, tras el inicio de la invasión, el jefe de la autoproclamada República Popular de Lugansk, anunció una movilización militar para apoyar la invasión rusa.
«Me uní porque la guerra llegó a nuestra república. ¿Qué debería haber hecho? Soy un hombre y tengo que luchar», dijo Sangwa en un testimonio recogido por The Guardian.

El mundo entero está luchando contra RusiaJean Claude Sangwa, congoleño en las milicias prorrusas

Sangwa, junto con dos amigos y compañeros de estudios de la República Democrática del Congo y la República Centroafricana, decidió unirse a la milicia local y tomar las armas contra Ucrania.

Lo daban por muerto

Poco después de unirse a la milicia de Lugansk, Sangwa fue enviado al combate y pasó dos meses luchando. Durante ese tiempo, muchos de sus amigos africanos asumieron que estaba muerto e incluso publicaron mensajes de despedida en sus cuentas de redes sociales.
La identificación de Sangwa fue encontrada por el el Ejército ucraniano y lo dieron por muerto

La identificación de Sangwa fue encontrada por el el Ejército ucraniano y lo dieron por muertotwitter.com

Tres días después de que comenzara la guerra, el 27 de febrero, la foto de Sangwa fue publicada en línea por Find Your Own, un canal de Telegram creado por el Ministerio del Interior de Ucrania para identificar a los soldados capturados y asesinados. La publicación dijo que Sangwa había sido asesinado por las fuerzas ucranianas junto con otro soldado africano.
Captura del vídeo en el que explica sus razones para sumarse a las milicias pro-rusas en el Donbás

Captura del vídeo en el que explica sus razones para sumarse a las milicias pro-rusas en el DonbásYoutube/RussoNewsNetwork

«El enemigo ucraniano encontró mi tarjeta de identificación militar y dijo que estaba muerto. Estoy vivo, como pueden ver», dijo Sangwa en un vídeo. Actualmente está de vuelta patrullando las calles de Lugansk como miembro de la milicia.

La estrategia soviética en África

Existe una larga tradición de africanos que estudian en Rusia. Como parte de su política exterior, la Unión Soviética comenzó a ofrecer becas a estudiantes africanos en estados socialistas y comunistas que se habían independizado de las colonias europeas.
Entre finales de la década de 1950 y 1990, unos 400.000 africanos estudiaron en la Unión Soviética. Si bien los números disminuyeron significativamente después de la caída de la URSS, Vladimir Putin dijo recientemente que más de 17.000 africanos estaban actualmente matriculados en universidades rusas.
No hay evidencia de que, aparte de Sangwa y sus dos amigos, más soldados africanos hayan sido enviados a Ucrania. Pero si bien la historia de Sangwa es inusual, sus sentimientos y opiniones pro-Moscú sobre quién es responsable de la guerra son la corriente principal en gran parte de África.

«Rusia no está tan aislada»

«Ciertamente, a Occidente le gusta pensar que las sanciones han aislado a Rusia a nivel mundial», dijo Paul Stronski, investigador principal y especialista en Rusia en la Fundación Carnegie para la Paz Internacional. «Y lo hicieron cuando se trata de la comunidad transatlántica y las naciones asiáticas ricas. Pero a los ojos del resto del mundo, y particularmente del continente africano, Rusia no está tan aislada».
Durante muchos años, dijo Stronski a The Guardian, Moscú ha estado cultivando lazos con líderes africanos, y en 2019 Putin organizó la primera cumbre ruso-africana, a la que asistieron los líderes de 43 naciones africanas.
«Muchos en el continente africano ahora creen que el conflicto está impulsado por la expansión de la OTAN, por políticas occidentales imprudentes», señaló Stronski.
De acuerdo con Stronski, parte del apoyo de África a Rusia puede explicarse por sentimientos antioccidentales derivados del legado del colonialismo europeo. Rusia ha sido acusada de amplificar esas quejas a través de campañas de desinformación en el continente.
Comentarios
tracking