07 de agosto de 2022

Vladimir Putin presidente Rusia

El presidente ruso, Vladimir Putin, en una reciente imagenAFP

118 días de guerra en Ucrania

El Kremlin censura y bloquea el acceso al periódico The Telegraph

El Gobierno de Vladimir Putin acusó a este diario británico de «diseminar información falsa» sobre la guerra en Ucrania

El periódico británico The Telegraph se suma a la larga lista de medios censurados por el régimen del presidente Vladimir Putin. A raíz de la cobertura que este diario ha dado a la guerra en Ucrania, los rusos serán incapaces de acceder a su página web, ya que está bloqueada por los servidores red.
Según el propio medio, el Kremlin lo acusó de «diseminar información falsa sobre la operación especial que están llevando a cabo las fuerzas armadas de Rusia en Ucrania».
Pero el Telegraph «se enorgullece de su cobertura de la invasión a Ucrania, y lamenta cada intento de Rusia de restringir la libertad de prensa», expresó el periódico, a través de un comunicado.
La acusación se refería a la publicación de un reportaje sobre un supuesto despliegue de crematorios móviles en Ucrania, que Rusia estaría utilizando para incinerar los cadáveres de sus propios soldados, fallecidos en combate. Sería, según el secretario de Defensa británico Ben Wallace, una forma de esconder el número de tropas rusas caídas.
El censor digital Roskomndazor indicó que la página web ‘Telegraph.co.uk’ se restringió el día uno de abril, pero el bloqueo se hizo público hasta junio. El polémico reportaje llevaba publicado desde el 23 de febrero, antes incluso de que Rusia iniciase la invasión a Ucrania.
El Telegraph no es el único medio británico que sufre la censura de Rusia. También la página web de la BBC fue bloqueada en todo el país, por su papel en la difusión de información que contradecía las afirmaciones del Kremlin.
La semana pasada, Rusia vetó la entrada a 29 miembros del sector periodístico de Reino Unido, incluyendo a cuatro periodistas de The Guardian, y a Chris Evans, editor de The Telegraph.
En cuanto a sus propios medios locales, Moscú censuró a todas las plataformas independientes que criticaban la guerra en Ucrania. El canal de televisión TV Rain cerró sus oficinas en marzo tras la censura, y el periódico Novaya Gazeta suspendió todas sus operaciones bajo amenazas del Gobierno.
Comentarios
tracking