30 de noviembre de 2022

Expresidente ecuatoriano Rafael Correa, actualmente en Bélgica

Expresidente ecuatoriano Rafael Correa, actualmente en BélgicaManu Fernández / GTRES

Hispanoamérica

Rafael Correa maniobra desde Bélgica para derrocar al presidente de Ecuador

Diputados afines al expresidente bolivariano, que disfruta de asilo político en Bélgica, impulsan la destitución de Guillermo Lasso que enfrenta violentas protestas

«Vamos a elecciones anticipadas, que [Guillermo] Lasso se vaya a su casa», clamó la asambleísta Pierina Correa, hermana del exmandatario Rafael Correa durante el debate parlamentario sobre la destitución del actual presidente conservador.
La bancada de Unión por la Esperanza, afín a Correa, expresidente bolivariano de Ecuador entre 2007-2017, acusó a Lasso de la «grave crisis política y conmoción interna» que sacude al país desde el 13 de junio, con manifestaciones y bloqueos casi diarios convocados por los movimientos indígenas.
El sábado, a lo largo de unas ocho horas, unos 30 congresistas se pronunciaron a favor y en contra de Lasso en un debate virtual solicitado por la oposición, que juntó las 47 firmas necesarias para pedir la destitución del presidente.

La destitución del mandatario requiere 92 de los 137 apoyos posibles en el Congreso

El debate se reanudará este domingo a las 16 horas locales (21:00 GMT) y durante el mismo el secretario jurídico de la presidencia, Fabián Pozo, representa la defensa del mandatario.

Después de los debates, los diputados tendrán un máximo de 72 horas para votar

El movimiento indígena y el Gobierno de Ecuador sostuvieron un primer acercamiento este sábado, y horas después Lasso puso fin al Estado de excepción que regía en seis de las 24 provincias del país con un robusto despliegue militar y toques de queda nocturnos tras las masivas movilizaciones en Quito que terminaron en violentos choques con la policía.

«No sea cobarde. Llame a elecciones»

«Presidente Lasso, no sea cobarde. Llame a elecciones anticipadas. Yo lo hice en el 2009 y recibí el respaldo de mi pueblo», dijo Correa en un video difundido en su cuenta en Twitter.
La Constitución ecuatoriana faculta al mandatario a disolver la Asamblea Nacional por causales como «grave crisis política y conmoción interna». Si Lasso se viera forzado a hacerlo, el Consejo Electoral convocaría a comicios presidenciales y legislativos para completar el actual período constitucional previsto hasta 2025.
«¿Piensa que va a poder gobernar a sangre y fuego tres años más?», manifestó Correa en su mensaje dirigido a Lasso, añadiendo que «va a destruir su país, va a destruirse usted mismo... tiene que irse ahora por la brutal represión que ha ejercido contra su propio pueblo»
A pesar de estar en Bélgica, donde reside y disfruta de asilo político, Correa lidera la oposición al presidente Lasso, quien asumió el poder en mayo de 2021 y ha afrontado un primer año de gobierno muy difícil.
Desde hace dos semana, Lasso afronta manifestaciones de indígenas que reclaman una reducción de precios de combustibles y ya dejan seis manifestantes muertos y unos 300 heridos, entre civiles, policías y militares.

Intento de «golpe de Estado»

Lasso culpó del caos al líder de las protestas, Leonidas Iza, presidente de la poderosa Confederación de Nacionalidades Indígenas. «Aquí no hay un luchador social, aquí hay un anarquista (...) que quiere derrocar un gobierno», dijo el sábado el gobernante en entrevista con CNN.

Ecuador ganó fama de ingobernable tras la salida abrupta de tres mandatarios entre 1997 y 2005 ante la presión social

«La intención verdadera de los violentos es generar un golpe de Estado», reprochó Lasso el viernes, luego de la muerte de tres manifestantes en una fallida irrupción en el Congreso el jueves.
Con el paso de las horas, los choques cedieron y los manifestantes regresaron a sus lugares de acogida por lo que ahora, las calles de Ecuador, se encuentran en relativa calma. Sin embargo, la oposición bolivariana ha a provechado para arremeter contra el presidente Lasso y ponerlo ante las cuerdas, con la riesgo de ser destituido o forzado a adelantar elecciones.

El Papa Francisco pide «abandonar la violencia»

El Papa Francisco llamó este domingo a la calma a todas las partes ante la sangrientas protestas indígenas registradas en Ecuador. «Sigo con preocupación lo que está sucediendo en Ecuador», dijo el Papa tras el oración semanal del Ángelus en el Vaticano.

«Aliento a todas las partes a abandonar la violencia y las posiciones extremas. Solo con el diálogo se podrá encontrar, espero pronto, la paz social», agregó el Sumo Pontífice.

El Papa Francisco instó en particular a «prestar atención a las poblaciones marginadas y a los más pobres, pero siempre respetando los derechos de todos y las instituciones del país».
Comentarios
tracking