30 de septiembre de 2022

Dimitar Kovacevski, primer ministro de Albania con su homólogo de Macedonia del norte, Edi Rama y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen

Dimitar Kovacevski, primer ministro de Albania con su homólogo de Macedonia del norte, Edi Rama y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der LeyenAFP

146 días de guerra en Ucrania

Putin logra que la Unión Europea le entorne la puerta de entrada a Albania y Macedonia

El proceso, como el de Serbia y Montenegro, otras naciones de los Balcanes Occidentales que tienen medio pie en la UE, será largo

Cuando veas las barbas de tu vecino cortar... El resto del refrán es conocido y en Albania y Macedonia seguro que tienen alguno similar. A estos dos países, visto lo visto en Ucrania, no les ha dolido desgastarse los nudillos e insistir en llamar a la puerta de la Unión Europea.
Hoy, tras su tenacidad y sin perder de vista el contexto geopolítico actual, la UE decidió comenzar las negociaciones de su adhesión. Macedonia del Norte es candidata desde 2005 y Albania desde 2014. Ambos llevaban, respectivamente, 17 y 8 años, bloqueados en la antecámara de la UE.
Ursula von der Leyen lo celebró con una expresión evidente: «Es un momento histórico», subrayó la presidenta de la Comisión Europea.
Los dirigentes de Albania y Macedonia del Norte, a su lado, mostraban su satisfacción. «Es lo que sus ciudadanos han esperado tanto tiempo y (...) es lo que merecen», agregó.
El primer ministro albanés, Edi Rama, debió olvidarse por un instante del brexit y tuvo la ocurrencia de parafrasear a Winston Churchill. «Esto no es el principio del fin, sino el fin del principio».
El blouqeo se trataba de «una situación absurda»,observó Rama en su intervención en la ruda de prensa conjunta, -informa Afp-. Asimismo, agradeció a su homólogo francés Emmanuel Macron, su compromiso para impulsar el proceso durante el primer semestre del año al frente del Consejo de Europa.
Este es un «nuevo comienzo» para la región de los Balcanes Occidentales y «será sinónimo de prosperidad y progreso», aseguró el primer ministro macedonio, Dimitar Kovacevski.

La familia europea y unos más

«Con la guerra (en Ucrania) es muy importante que consigamos seguir uniendo a nuestra familia europea», señaló la secretaria de Estado francés encargada de Europa, Laurence Boone.
Su homóloga alemana, Anna Lührmann, indicó que «los próximos etapas se abrirán tan pronto como se adopten los cambios constitucionales» en Macedonia del Norte.
Como parte de su acuerdo, Skopie se ha comprometido a modificar la Carta Magna, una ambición que, sin embargo, resulta espinosa.

El macedonio será lengua oficial

El acuerdo con Bulgaria permitirá, entre otras cosas, que el macedonio se convierta en una de las lenguas oficiales de la UE.
Las negociaciones para ingresar en la Unión serán largas y la adhesión deberá ser ratificada por los 27 miembros de la UE, incluso mediante referéndum en algunos Estados.
Los solicitantes deben asumir las obligaciones de la membresía y tener una economía de mercado en funcionamiento capaz de hacer frente a la presión competitiva dentro de la UE.
Otros dos países de los Balcanes negocian su adhesión a la UE: Serbia desde 2014 y Montenegro desde 2012.
Turquía lleva negociando desde 1999, pero las conversaciones están «estancadas» desde 2019 debido a la deriva autocrática del presidente Recep Tayyip Erdogan y a las disputas diplomáticas con Grecia y otros Estados miembros.
Comentarios
tracking