01 de diciembre de 2022

El periodista Pablo González, en el Donbás

El periodista Pablo González, en el Donbás

El jefe del MI6 apoya la acusación de espionaje de Polonia al periodista español Pablo González

Richard Moore, jefe de la Inteligencia británica, ha dicho en un foro sobre seguridad que el periodista Pablo González es un espía ruso que quería entrar en Ucrania para contribuir a la desestabilización del país

El jefe de la Inteligencia británica ha acusado este viernes al periodista español Pablo González de ser un espía ruso. Richard Moore, autoridad máxima en el MI6, ha asegurado que González fue detenido en la frontera polaca cuando intentaba entrar a Ucrania para trabajar para Rusia y contribuir a la desestabilización del país dice que González fue detenido cuando intentaba entrar en Ucrania para trabajar para Rusia y desestabilizar el país. De esta forma, Reino Unido parece apoyar la acusación de Polonia, que mantiene encarcelado a González a la espera de juicio.
Pablo González fue detenido en la ciudad polaca de Przemysl, cercana a la frontera con Ucrania, el pasado mes de febrero días después de comenzar la invasión rusa. Días antes había sido expulsado de Ucrania por los servicios secretos locales. Polonia le acusa de ser un agente de inteligencia ruso y lo mantiene en prisión, acorde con el Código Penal del país. González ha ejercido su labor de periodista durante los últimos años en la zona del Donbás, el epicentro de los enfrentamientos entre Rusia y Ucrania. Precisamente, Polonia ha argumentado, en sus pocas declaraciones públicas respecto a este caso, que González se servía de su posición de periodista para trabajar al servicio de intereses rusos.
Moore se ha expresado así en un foro de seguridad celebrado en Aspen: «Dos de ellos [presuntos agentes rusos] han sido arrestados recientemente. Uno de ellos se hace pasar por periodista español, un tipo llamado González Yagüe. Estaba tratando de entrar a Ucrania para ser parte de los esfuerzos desestabilizadores [rusos]». La familia de González, que tiene pasaporte español y ruso, puesto que nació en el país gobernado por Putin, ha denunciado en reiteradas ocasiones que Polonia no ha respetado los derechos humanos en la detención de González. Pero, tanto la ministra de Defensa española, Margarita Robles, como el cónsul español en Polonia, han demostrado estar al corriente del caso y nunca han secundado esas afirmaciones.
Comentarios
tracking