01 de diciembre de 2022

El expresidente de EE.UU, Donald Trump y el ex vicepresidente Mike Pence (en pie)

El expresidente de EE.UU, Donald Trump y el ex vicepresidente Mike Pence (en pie)AFP

Estados Unidos

Donald Trump y Mike Pence calientan motores para las elecciones de 2024

Las apuestas en el bando republicano anticipan un duelo electoral del ex presidente y el hombre al que considera un traidor por delatarle en los sucesos del Coliseo

Todo puede pasar en los próximo dos años. El destino no está escrito aunque pinta complicado para el ex presidente de Estados Unidos. Buena parte de sus colaboradores, con excepciones como la de Steve Bannon, le han señalado con el dedo acusador de los disturbios por el asalto al Capitolio.
Donald Trump, acostumbrado a salir de los aprietos, -por las buenas o por las bravas- parece no estar demasiado preocupado y continúa su carrera de regreso a la Casa Blanca. Ese camino, quizás, sea el único que le podría garantizar impunidad si logra que los diferentes procesos judiciales en marcha se estiren hasta las elecciones.
Eso es exactamente lo que ha sucedido esta semana. Trump y Pence, casualmente, se enfrentaron, sin decirlo, en el estado de Arizona.
En rigor, ellos no eran los protagonistas ni disputaban nada. Los que lo hacían eran sus candidatos a gobernadores de Arizona, pero con ellos de testigos el protagonismo, de forma inevitable, lo acapararon.
Trump apoyó a la candidata Kari Lake -informa Efe- desde un pabellón -su escenario predilecto para dar mítines son las instalaciones deportivas de gran capacidad- en Prescott Valley, mientras que Pence celebró varios actos en locales más modestos a lo largo del día para respaldar a la candidata Karrin Taylor Robson.

Crean encuestas falsas igual que crean historias falsas. Pero a la larga quedan al descubiertoDonald Trump

«Crean encuestas falsas igual que crean historias falsas. Pero a la larga quedan al descubierto», espetó Trump a los concentrados, como parte de sus habituales discursos contra los medios de comunicación y la política institucional.
El exmandatario también habló de «narrativas falsas» y aprovechó la ocasión para criticar a Europa por no estar contribuyendo tanto como EE.UU. en ayudas a Ucrania en su guerra contra Rusia, por lo que interpretó que los europeos «se están aprovechando» de Estados Unidos.
Por su parte, Pence centró su mensajes en la candidata de su elección a gobernadora de Arizona, de la que dijo que «ha apoyado a cada conservador desde Ronald Reagan hasta Donald Trump», en una de las pocas referencias directas que hizo al expresidente.

El asalto al Coliseo

Aunque ninguno de los dos lo ha oficializado, tanto Trump como Pence son vistos como dos de los republicanos con más números de competir en las elecciones primarias para la Presidencia en 2024.
La relación entre ambos políticos se ha enfriado enormemente desde el asalto al Capitolio del 6 de enero de 2021 por parte de miles de simpatizantes de Trump, precisamente para impedir que Pence, en su papel de vicepresidente, certificara el resultado electoral que dio la victoria al actual presidente, el demócrata Joe Biden.
Pence se convirtió en esa fecha en el blanco de la ira de los seguidores del expresidente y del propio Trump, quien consideró que estaba siendo traicionado por alguien en quien hasta entonces había confiado.
En una sesión televisada ayer del comité de Congreso que investiga lo ocurrido en esa jornada se mostró cómo los agentes encargados de velar por la seguridad de Pence ese día temieron seriamente por lo que pudiera ocurrir.

Temas

Comentarios
tracking