17 de agosto de 2022

Imagen de archivo de la coronel Olga Kachura, asesinada durante un bombardeo ucraniano

Imagen de archivo de la coronel Olga Kachura, asesinada durante un bombardeo ucraniano@WarMonitor3

Día 163 de guerra en Ucrania

Ucrania elimina a la «dama de la muerte» rusa y bombardea su cortejo fúnebre

Un ataque selectivo ucraniano causa la muerte de la coronel Olga Kachura, del ejército prorruso de Donetsk y responsable de crímenes de guerra contra civiles ucranianos

La coronel del ejército prorruso de Donetsk, Olga Kachura, alias Kursa, presumía de «disfrutar» cuando la artillería bajo su mando bombardeaba zonas residenciales ucranianas y mataba civiles.
Su gusto por bombardear zonas civiles y cometer crímenes de guerra le valió el sobre nombre de «dama de la muerte».
El jueves, un misil ucraniano impactó contra el vehículo con el que circulaba por la localidad de Horlivka, en la región de Donetsk, en un ataque selectivo y murió en el acto.
Kursa, de 52 años, era uno de los principales objetivos a batir por los ucranianos desde que en 2014 abandonó la policía ucraniana y se pasó a las filas de los independentistas prorrusos del Donbás.
Tras su deserción se unió al batallón del señor de la guerra Igor Bezler, uno de los líderes independentistas del Donbás en la guerra de 2014-2015 que, posteriormente, fue defenestrado por Rusia.
La coronel Kachura se formó en programación de misiles balísticos y recibió el nombramiento de coronel de una unidad de artillería de las fuerzas de Donetsk.
Acusada de bombardear zonas civiles en Donbás y de cometer crímenes de guerra usando el uniforme del ejército ucraniano para responsabilizar al enemigo de sus propias atrocidades, un tribunal de Ucrania la condenó en rebeldía a 12 años de prisión por actividades terroristas.
«Disfruto cada vez que disparo a los ucranianos», afirmó en una entrevista en la televisión rusa para poco después desdecirse: «¿Qué te hizo pensar que estoy luchando contra ucranianos? Estoy luchando contra la OTAN», afirmó en otras declaraciones concedidas al Rossiyskaya Gazeta.
Su muerte, tan lamentada por el bando ruso como celebrada en el ucraniano, convierte a Kursa en la primera mujer oficial de alto rango del ejército ruso en morir en la guerra ucraniana.
Sin embargo, Ucrania no se contentó con eliminarla y bombardeó el cortejo fúnebre de Kursa cerca del Teatro Dramático de Donetsk, donde se iba a velar su cadáver.
Madre de dos niños, uno de ellos adoptado, Kursa se convirtió en una heroína para los independentistas del Donbás.
El Kremlin no quiso dejar pasar la oportunidad y la convirtió en una importante pieza para su propaganda.
La coronel Kachura se convirtió en un referente de mujer rusa, madre que protege a sus hijos y se sacrifica por la patria sirviendo en el ejército con arrojo hasta alcanzar un importante puesto de mando desde el que destacó por su valentía en la guerra.
Tras su muerte, el presidente ruso, Vladimir Putin, aprobó un decreto por el que Kursa se convierte en Heroína de Rusia «por su valor y heroísmo en el desempeño de su deber militar».
Comentarios
tracking