07 de octubre de 2022

Tsai Ing-wen, presidenta de Taiwán

Tsai Ing-wen, presidenta de Taiwántwitter.com/iingwen

China califica al partido de la presidenta de Taiwán como un «obstáculo que debe eliminarse»

El régimen comunista de Pekín publicó sus planes para Taiwán, una vez la isla sea «reunificada» en un modelo similar al de Hong Kong

China ya ha dado por terminada sus maniobras militares alrededor de Taiwán, tras la visita de Nancy Pelosi. Sin embargo, no baja su retórica contra el Gobierno democrático de la isla.
En un documento publicado el miércoles, el régimen comunista de Pekín arremete contra el partido de la presidenta taiwanesa Tsai Ing-wen.
«La cuestión de Taiwán y la reunificación de China en la nueva era», es el título del primer libro blanco del gobierno chino sobre el tema en 22 años y el primero bajo el liderazgo del presidente Xi Jinping.
En el documento se incluye el argumento de que el gobernante Partido Democrático Progresista (DPP) de Taiwán fue responsable de aumentar las tensiones en el Estrecho de Taiwán al negarse a aceptar el principio de «una China» que intenta imponer Pekín a nivel internacional.
La presidenta Ing-wen, después de dos años de lograr su segundo mandato de cuatro años, todavía disfruta de la aprobación pública mayoritaria por parte de los taiwaneses y es considerada una tecnócrata y una hábil negociadora.
Su partido, el DDP, fue reelegido de forma aplastante para mantener el « status quo »a través del Estrecho, es decir, la existencia incómoda, pero separada de Taiwán de la parte continental de China, y ha aumentado gradualmente el gasto de defensa de la isla para lograrlo.
«Las acciones de las autoridades del DPP han resultado en tensiones a través del Estrecho, han puesto en peligro la paz y la estabilidad en el Estrecho de Taiwán y han socavado las perspectivas y reducido el espacio para la reunificación pacífica», dice el documento publicado por la Oficina de Asuntos de Taiwán (TAO) y Oficina de Información del Consejo de Estado de China, el brazo de propaganda del Partido Comunista Chino.
«Estos son obstáculos que deben eliminarse para avanzar en el proceso de reunificación pacífica» indica el texto en una clara referencia al DPP como una barrera que debe eliminarse de acuerdo con el documento al que tuvo acceso Newsweek.

También contra Estados Unidos

El libro blanco chino expresa su continuo descontento por las acciones estadounidenses que considera que mejoran simbólica y sustancialmente las relaciones no oficiales entre Estados Unidos y Taiwán, con el objetivo de «utilizar Taiwán para contener a China y obstruir la reunificación de China».

Los planes luego de la «reunificación»

El documento también se esmera la promesa de mayor prosperidad para el pueblo de Taiwán bajo su regla de «un país, dos sistemas». El modelo de gobernanza, diseñado primero para Taiwán, se usó más tarde en Hong Kong y Macao.
El texto chino declaró que su aplicación fue «un éxito rotundo» a pesar de las grandes manifestaciones antigubernamentales que se apoderaron de Hong Kong en 2019 y 2020.
«Sostenemos que después de la reunificación pacífica, Taiwán puede continuar con su sistema social actual y disfrutar de un alto grado de autonomía de acuerdo con la ley» sostiene el documento.
«El principio de 'un país, dos sistemas' es la solución más inclusiva a este problema. Es un enfoque basado en la democracia, demuestra buena voluntad, busca una resolución pacífica de la cuestión de Taiwán y ofrece beneficios mutuos», señala la publicación.

Los taiwaneses rechazan ese modelo

El Consejo de Asuntos del Continente, la contraparte de Taipéi de la Oficina de Asuntos de Taiwán de Pekín, criticó la «intimidación militar» de China durante estos días.

Una encuesta continua del público de la isla encontró que 9 de cada 10 se oponían al modelo «un país, dos sistemas» para Taiwán. Los dos partidos principales de Taiwán, el DPP y el nacionalista Kuomintang, también han rechazado la propuesta de Pekín.

Temas

Comentarios
tracking