01 de diciembre de 2022

Columna tanques Rusia Ucrania

Columna de tanques y blindados rusos en dirección a UcraniaEFE

197 días de guerra en Ucrania

Polonia afina un plan de rearme y se prepara para entrar en guerra con Rusia

Marcin Ociepa, viceministro polaco de Defensa, advierte que el riesgo de enfrentamiento es «grave» y «será de aquí a tres o diez años máximo»

Polonia no se fía de Putin ni quiere ser la próxima Ucrania. El gobierno está convencido de que las ansias expansionistas del Kremlin no han terminado en el Donbás ni terminarán en la antigua provincia soviética.
La historia ha demostrado que el país es una tentación constante para los delirios imperialistas de su entorno, y el Ejecutivo ha decidido prepararse para prevenir cualquier ataque.
El viceministro polaco de Defensa, Marcin Ociepa, lo explica en una entrevista que publica hoy Dziennik Gazeta Prawna , «existe un grave riesgo de guerra con Rusia, estimamos que será de aqui a tres o diez años máximo».
Ese convencimiento le lleva a justificar el cambio de rumbo y la apuesta por un presupuesto sin precedente en Defensa. Ociepa, insiste en la entrevista, que Polonia debe «usar este tiempo para rearmarse tanto como sea posible».
El viceministro defiende el incremento en el presupuesto de defensa, que -informa Efe- alcanzará los 20.500 millones de euros en 2023 y supondrá un 3 % del producto interior bruto polaco, así como la concesión de un fondo extraordinario de apoyo a las Fuerzas Armadas que añadirá otros 8.500 millones de euros al gasto militar.
«Por favor, perdónenme, pero entrar ahora en disquisiciones sobre cómo sufragar este gasto es completamente secundario», afirma el viceministro. A renglón seguido añade que «hay que tener en cuenta la realidad geopolítica» surgida tras la guerra de Ucrania. «El deber del Gobierno polaco es encontrar ese dinero y gastarlo bien».
Recientemente, el ministro polaco de Defensa, Mariusz Blaszczak, recordó que se prevé emplear unos 120.000 millones de euros en ampliar y modernizar el ejército polaco, lo que supone «la mayor inversión en la historia» del país a este respecto y conseguirá dotar a Polonia del «mayor ejército de tierra de toda Europa».

Polonia ha cerrado ya compras de 366 tanques Abrams y 32 aviones de combate F-35 a Estados Unidos, 48 aviones FA-50 y 180 tanques K2 a Corea del Sur y 648 cañones autopropulsados

Ociepa pasa revista a los contratos de compra de armamento que Polonia ha ratificado en los últimos meses y que incluyen la adquisición de 366 tanques Abrams y 32 aviones de combate F-35 a Estados Unidos, 48 aviones FA-50 y 180 tanques K2 a Corea del Sur y 648 cañones autopropulsados de fabricación nacional, además de algunos buques cazaminas Kormoran.
Además, el viceministro polaco anuncia los próximos planes del gobierno para incorporar a la Armada varias fragatas.

En 2015 solo había 95.000 efectivos uniformados y actualmente hay 150.000

En cuanto al proyecto de incrementar el número de soldados profesionales hasta 300.000, desde los 115.00 actuales, Ociepa alega que «mientras que en 2015 solo había 95.000, actualmente hay 150.000» efectivos uniformados de seguridad, entre militares e integrantes de las fuerzas de voluntarios.
El viceministro reconoce como «un gran reto» este ambicioso objetivo.
El Gobierno ofrece a los jóvenes polacos la posibilidad de enrolarse en un servicio militar voluntario renovable anualmente y remunerado con unos 1.000 euros mensuales, durante el cual se recibe «formación esencial en combate» durante el primer año y que permite acceder a importantes ventajas estatales para quienes decidan mantenerse en el ejército.
Comentarios
tracking