26 de septiembre de 2022

La candidata de Fratelli d'Italia, Giorgia Meloni

La candidata de Fratelli d'Italia, Giorgia MeloniAFP

Elecciones en Italia

Al gobierno de EE.UU. no le preocupa una victoria de Meloni: «No es el fin del mundo»

Frente al histerismo registrado en Europa, donde ya se habla de un regreso del fascismo, en la Casa Blanca no se cree que la victoria de Meloni provoque una deriva autoritaria

Histerismo en Europa y tranquilidad en Estados Unidos ante la más que probable victoria de Giorgia Meloni en las elecciones en Italia del próximo 25 de septiembre.
En contraste con la izquierda europea, y sus medios de comunicación afines, que se refieren de la posible victoria de Fratelli d’Italia y su entrada en el gobierno como un regreso del fascismo en Europa, para la Casa Blanca ese escenario «no sería el fin del mundo».
En conversaciones con periodistas durante la Asamblea General de la ONU, un alto funcionario de la Casa Blanca reconoció que las relaciones no serían iguales que con la Italia de Mario Draghi, «pero pensamos que esta narrativa de ‘fin del mundo’ sobre las elecciones italianas no corresponde con nuestras expectativas de lo que va a suceder».
No obstante, preguntado sobre la cuestión particular de si se espera el mismo compromiso de Italia frente a Rusia con Meloni en el gobierno, afirmó que «a falta de conocer el resultado de las elecciones, no creemos que Italia se descuelgue de la coalición occidental de países que apoyan a Ucrania».
La calma con que se observan las elecciones italianas desde Washington contrasta con el pánico que se ha desatado entre las formaciones italianas de izquierda ante el ascenso del bloque de derecha.
Sin ir más lejos, el candidato del socialdemócrata Partido Democrático, Enrico Letta, afirmó que «Meloni trabaja para disolver nuestra Europa. Un regalo para Moscú».
En la prensa italiana se pueden leer artículos que advierten que Giorgia Meloni pretende sacar a Italia del euro, convertir el Estado italiano en un Estado autoritario, y echar al gobierno italiano en brazos de la Rusia de Vladimir Putin.
Meloni, sin embargo, ha salido al paso de esos ataques siempre que ha podido. En un vídeo publicado en agosto condenó explícitamente el fascismo, y recientemente expulsó del partido a uno de sus candidatos que había elogiado en Twitter a Hitler.
Sobre la cuestión del euro, Meloni también negó que pretenda salir de la unión monetaria y abogó por una reforma de la Unión Europea que la haga menos burocrática y más funcional.
Respecto a la cuestión de Putin, Meloni ha condenado en varias ocasiones la invasión rusa a Ucrania y reiteró su voluntad de mantener el apoyo a las sanciones y al envío de armamento al Ejército ucraniano si llega al poder.
Comentarios
tracking