29 de noviembre de 2022

Bombardeo ruso Ucrania

Destrucción tras uno de los recientes bombardeos rusos en UcraniaAFP

274 días de guerra en Ucrania

Así son los «puntos de invencibilidad» habilitados por Ucrania para sobrevivir al invierno

Sin electricidad ni calefacción, el Gobierno de Zelenski ha diseñado un plan de emergencia para evitar una catástrofe humanitaria

Los últimos episodios de bombardeos rusos contra la red eléctrica ucraniana confirman que Moscú no está dispuesta a aflojar la soga sobre el cuello de los ucranianos.
Rusia pretende causar una crisis humanitaria sin precedentes este invierno al dejar sin electricidad ni calefacción a millones de ucranianos, que quedarían expuestos a temperaturas de hasta 20 grados bajo cero.
Este miércoles, Rusia dejó sin luz a casi todo el oeste ucraniano y buena parte de Moldavia en una oleada de ataques que parecen desmentir las afirmaciones de que Rusia está cerca de agotar su stock de misiles para bombardear las ciudades ucranianas.
El gobierno ucraniano ya se prepara lo peor. El realismo es el requisito previo para hacer frente a un problema monumental, y la realidad con la que se encuentra Kiev es que gran parte del país pasará a oscuras el invierno.
Sólo si se detuvieran de inmediato los ataques contra la red eléctrica ucraniana –algo del todo improbable– se podría recuperar el servicio normal a finales de marzo.
Ante este hecho, el gobierno de Volodímir Zelenski está tomando medidas y anunció la habilitación de centros de calor donde ofrecer servicios básicos a los ciudadanos durante los largos apagones, informó The New York Times.
Son los llamados «puntos de invencibilidad». En un discurso pronunciado en la noche del martes, Zelenski anunció que «si se producen nuevos ataques rusos masivos y, como consecuencia, resulta imposible restablecer el suministro eléctrico en cuestión de horas, se activarían los 'puntos de invencibilidad'».
Se trata de centros «con todos los servicios básicos», incluida la electricidad, cobertura telefónica, acceso a internet, calefacción, agua potable y atención sanitaria, señaló The New York Times.
Durante una rueda de prensa, el jefe de Ukrenergo, la empresa ucraniana de energía, afirmó que «la escala de la destrucción de la red eléctrica es colosal».
El invierno, en definitiva, se pasará a oscuras y con temperaturas gélidas en Ucrania. Se trata de una estrategia que el Kremlin pone en marcha con un único objetivo: castigar a la población civil.
La destrucción de la red eléctrica ucraniana no afectará a los planes de guerra. Las tropas ucranianas podrán seguir avanzando y reconquistando territorio mediante sus contraofensivas. Por lo tanto, el objetivo de Moscú no es otro que vengarse del pueblo ucraniano por no plegarse a los planes del Kremlin.
Comentarios
tracking