Fundado en 1910

16 de abril de 2024

Policias enfrentan a seguidores del expresidente brasileño Jair Bolsonaro que han invadido el Congreso de Brasil

Policias enfrentan a seguidores del expresidente brasileño Jair Bolsonaro que han invadido el Congreso de BrasilEFE

Brasil

Del saqueo de Brasilia al poder total de Lula

La duda sobre lo que sabía Lula se extiende hasta cuando el Gobierno asegura que el gentío hizo acopio de material sensible de Inteligencia (ABIN), de armas y de discos duros de las computadoras

Se llevaron armas, discos duros de computadoras del Palacio de Planalto, robaron documentos de la Agencia Brasileña de Inteligencia (ABIN) y pasaron como Atila por donde pasaban. Los asaltantes de las instituciones de Brasilia hicieron todo eso y quizás, cosas que no sabemos. Más de 1.400 han sido detenidos y la caza de los bolsonaristas, de acuerdo al gobierno, sigue en marcha.
El mundo ha estado pendiente de un escenario dramático donde, por fortuna, no ha habido ni heridos ni muertos que lamentar. Las desgracias materiales serán reparadas y la «reconstrucción» de Brasil se ha convertido en un compromiso de un presidente que, en menos de una semana, ha pasado de ser visto como un hombre débil, sin mayoría en ambas Cámaras, a ser aclamado por la comunidad internacional.
El Supremo le ha suspendido 90 días del cargo y la investigación sigue su curso, pero la hora de las suspicacias se abre camino.
En Brasil se suceden las voces que apuntan que la muchedumbre enardecida ha sido utilizada y funcional a los intereses del Gobierno. Dicho de otro modo, que han comenzado las teorías conspirativas.

¿Por qué Lula no estaba un domingo en su residencia del Palacio de la Alborada?

¿Por qué Lula no estaba un domingo en su residencia del Palacio de la Alborada? La pregunta tiene una respuesta oficial que señala la agenda del presidente, pero entre los más escépticos se sospecha que nada es casual y su ausencia estaba prevista para dejar hacer y salir reforzado.
Los desmanes le han permitido al presidente firmar un decreto que ha convertido Brasil en un virtual «Estado de excepción», en palabras de un exministro de Jair Bolsonaro que se fue decepcionado de aquel Gobierno.
La gente tiene miedo a hablar por temor a ser acusada de golpista y manifestar dudas o tratar de explicar los motivos que llevaron a la estampida descontrolada de varios miles de personas. Terminar sentado en un banquillo es una amenaza que, muchos de los que votaron a Bolsonaro, sienten ahora.

Dios sabe por qué, pero había profesionales que estaban robando documentos ABIN, sector de armas, HD de computadoras... Se trata de estafadores, terroristas y delitos de todo tipoWellington DiasEl ministro de Desarrollo Social,

La duda se extiende hasta cuando el Gobierno asegura que el gentío hizo acopio de armamento y de material sensible. El ministro de Desarrollo Social, Wellington Dias, aseguró que los manifestantes que ingresaron este domingo al Palacio de Planalto robaron documentos de la Agencia Brasileña de Inteligencia (ABIN), además de armas y discos duros de las computadoras. «Dios sabe por qué, pero había profesionales que estaban robando documentos ABIN, sector de armas, HD de computadoras... Se trata de estafadores, terroristas y delitos de todo tipo», manifestó el funcionario.
Dias no olvidó señalar que «el delito más pequeño era destruir obras de arte» de la sede del Ejecutivo brasileño.

La ira del Supremo

La ira de la turba sólo parece comparable a la de la Corte Suprema, cuya sede también fue pasto del vandalismo. Hasta las togas de los magistrados sirvieron de disfraces de los asaltantes. Esta mañana, con el desalojo de las instalaciones, de la explanada y la orden de acordonar y reducir a nada los campamentos, uno de los magistrados del alto Tribunal suspendió de sus funciones tres meses al gobernador de Brasilia Ibaneis Rocha.

Disculpas a Lula

Aliado político de Jair Bolsonaro, no le faltó tiempo antes para ofrecer sus disculpas a Luiz Inácio Lula da Silva por los incidentes que calificó, «simplemente inaceptables». Sus palabras, en medio de este caos, todavía se recuerdan, con media sonrisa pese al dramatismo, entre muchos brasileños.
«Quiero dirigirme primero al presidente Luiz Inácio Lula da Silva para pedir disculpas por lo que ha ocurrido hoy en nuestra ciudad, al presidente del Tribunal Supremo Federal, a mi querido amigo Arthur Lira (presidente de la Cámara de Diputados), a mi amigo Rodrigo Pacheco (presidente del Senado», se excuso.
Además, indicó: «Todos saben de mi origen democrático, de mi trabajo en defensa de la democracia de nuestro país. Lo que pasó hoy (por el domingo) en nuestra ciudad es simplemente inaceptable».

El regreso de Lula a Brasilia, como el héroe que retorna quedó plasmado en imágenes. Las reacciones internacionales le han consagrado

El regreso de Lula a Brasilia, como el héroe que retorna quedó plasmado en imágenes. Las reacciones internacionales le han consagrado. La revuelta, pese a la imagen y el daño al país, le ha permitido al presidente tomar con firmeza las riendas de un Gobierno que nació herido por su debilidad.
Hoy el hombre que venció por menos de dos puntos a Bolsonaro y derrotó a un cáncer que sigue al acecho, ha resucitado con poderes plenos y pasada la tempestad, le llega la calma del dominio total de Brasil. Al menos, eso parece de momento.

Temas

Comentarios
tracking