29 de enero de 2023

Mijaíl Popkov

Mijaíl Popkov durante la entrevista en la cárcel para valorar su incorporación al Grupo WagnerRedes sociales

334 días de guerra en Ucrania

Mijaíl Popkov, el mayor asesino en serie de Rusia, pide unirse al Grupo Wagner

Las 78 víctimas que se le atribuyen a Popkov superan con creces los crímenes cometidos por los asesinos rusos más peligrosos de la historia

Durante su época como policía, Mijaíl Popkov de 53 años, fue condenado a dos cadenas perpetuas por el asesinato de 78 mujeres y la violación de al menos 10 de ellas.
El asesino en serie se ha ofrecido como voluntario para unirse al ejército de mercenarios del Grupo Wagner para ir a combatir a Ucrania a cambio de la posibilidad de un indulto, al igual que el resto de los 40.000 presos liberados que finalmente serán absueltos.
Mató a la mayoría de las víctimas durante la noche y se deshizo de los cuerpos mutilados en bosques o en el cementerio de su ciudad.
En tres ocasiones, Popkov cometió los crímenes cuando estaba de servicio en su coche patrulla, según ha informado la BBC.
«El maníaco de Angarsk» recibió este apodo por los brutales métodos que utilizaba para matar a sus víctimas.
Hachas, martillos, cuchillos, destornilladores, punzones o bates de béisbol fueron algunos de los objetos que la policía encontró como evidencia de los crímenes.
Los fiscales dictaminaron que Popkov estaba cuerdo en el momento en el que cometió los crímenes, pero tiene «una atracción patológica hacia el asesinato».
El pasado 15 de enero durante una entrevista en la televisión estatal, el actual convicto informó de su experiencia en radioelectrónica durante el servicio al Ejército Rojo como alegato para unirse al Grupo Wagner, encabezado por Yevgeny Prigozhin –oligarca de la órbita de Putin.
El expolicía y asesino en serie ha admitido que su sueño es unirse al ejército. «A pesar de llevar 10 años en la cárcel, no creo que me cueste mucho volver a aprender sobre radioelectrónica», añadió Popkov.
«El maníaco de Angarsk», que supone un recordatorio de las atrocidades que puede cometer un individuo, ha confesado más asesinatos mientras buscaba hacerse un hueco en el grupo de mercenarios ruso.
La solicitud de Popkov de incorporarse a los combatientes de Putin plantea cuestiones morales sobre la participación en la guerra de criminales condenados y el impacto que supone en la situación de los derechos humanos de la región.
Comentarios
tracking