Fundado en 1910

24 de abril de 2024

This handout picture released by the Nicaraguan Presidency shows Nicaragua's President Daniel Ortega (R) and his wife and Vice-President Rosario Murillo (L) greeting supporters during an act to commemorate the 44th anniversary of the Nicaraguan Revolution in Managua, on July 19, 2023. (Photo by Jairo CAJINA / Nicaraguan Presidency / AFP) / RESTRICTED TO EDITORIAL USE - MANDATORY CREDIT "AFP PHOTO / NICARAGUAN PRESIDENCY / JAIRO CAJINA" - NO MARKETING NO ADVERTISING CAMPAIGNS - DISTRIBUTED AS A SERVICE TO CLIENTS

El matrimonio Ortega, puño en alto, en la celebración de los 44 años de la revolución sandinistaAFP

Nicaragua

El dictador nicaragüense Daniel Ortega llama «nazi» a Zelenski y sacude a la UE

Ortega aprovechó para elogiar al asesinado líder libio Muamar Gadafi, quien «era un soporte en esa región, empujaba para la unidad de los pueblos árabes».

Daniel Ortega, al frente de la dictadura caribeña de Nicaragua con su mujer, Rosario Murillo, se despachó, en su estilo, contra Volodimir Zelenski y la Unión Europea. Al primero le llamó «nazi y fascistas» y a la UE la censuró por insistir en que el presidente de Ucrania participara de la cumbre del bloque con la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).
«En esta reunión de la Unión Europea con la CELAC querían meter al fascista, al nazi presidente de Ucrania, que estuviera ahi» protestó. Lo hizo después de presentar una declaración sin consenso sobre Ucrania, en un discurso en el acto central de celebración de los 44 años del triunfo de la revolución sandinista, informa Afp.
La cumbre de Bruselas entre la UE y la CELAC concluyó el martes con una declaración que expresa «preocupación» por «la guerra contra Ucrania» pero evitó referirse a Rusia, tras arduas negociaciones que no consiguieron consenso con Nicaragua.
"Hay un principio en estas reuniones, tienen que tomarse las resoluciones por consenso (...), si uno se opone, ya no pasa”, indicó Ortega en un discurso de más de una hora y media.
Añadió que la UE rechazó incluir el cese de las sanciones económicas contra Venezuela y Nicaragua en el acuerdo adoptado en la cubre.
«Planteamos que también se redactara allí el acuerdo donde se llamaba a cesar la política de agresiones, sanciones contra Cuba en primer lugar Venezuela y Nicaragua. No aceptaron poner a Venezuela y Nicaragua», agregó Ortega.
Miles de jóvenes vestidos con camisas blancas y decenas de invitados especiales asistieron al acto en la Plaza de la Dignidad Nacional de Managua, donde ondearon la bandera roja y negra del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

Reivindicación de Gadafi

En el acto, Ortega elogió al asesinado líder libio Muamar Gadafi, quien «era un soporte en esa región, empujaba para la unidad de los pueblos árabes».
«No podemos nosotros olvidar a Gadafi (...), se solidarizó con Nicaragua y nos dio solidaridad incondicional», sostuvo tras señalar que Estados Unidos y sus aliados europeos «destruyeron Libia».
Ortega también exhortó a su par de Colombia, Gustavo Petro, para buscar «la forma de plasmar un acuerdo» limítrofe luego del fallo de la Corte Internacional de Justicia, que la semana pasada rechazó una petición nicaragüense para extender su plataforma marítima.
«Con el mejor espíritu de paz, de entendimiento le hago llegar este mensaje al presidente Petro», agregó Ortega tras recordar un fallo de La Haya que el 2012 accedió al reclamo de Nicaragua sobre 75.000 kilómetros cuadrados de territorio en el mar Caribe.
Miles de partidarios del gobierno de Ortega participaron desde la noche del martes en una vigilia que culminó la madrugada del miércoles con fuegos artificiales, en celebración de los 44 años del triunfo de la revolución sandinista.
La concentración en la Plaza la Fe, frente al lago de Managua, antecedió al acto central de Ortega, quien dirigió el gobierno sandinista en la década de 1980 y retornó al poder en el 2007.

44 años de la revolución sandinista

«Estamos celebrando 44 años de revolución, a 44 años el pueblo de Nicaragua sigue en las sendas de la paz del amor, del progreso, la educación y la salud, 44 años de revolución», observó el militante sandinista Carlos López, de 59 años.
Grupos musicales amenizaron la vigilia y miles de personas ondeaban la bandera roja y negra del FSLN.
Los actos por el aniversario de la revolución comenzaron el 11 de junio en todo el país por la gesta de la entonces guerrilla de izquierda del FSLN, que derrocó al dictador Anastasio Somoza el 19 de julio de 1979.
«Vivimos en libertad, con mucha prosperidad, y en paz que es lo principal, tenemos mucho progreso, muchos hospitales, muchas carreteras, muchas universidades, podemos vivir en paz y en libertad», comentó Verónica García, de 60 años.

Las sanciones

El gobierno de Ortega ha sido sancionado por Estados Unidos y la Unión Europea por la mano dura con la que ha actuado contra opositores desde las violentas protestas de 2018.
Ortega asegura que las protestas eran un intento de golpe de Estado patrocinado por Washington.
Algunos líderes sandinistas que participaron en la revolución acompañaron las protestas de 2018 y recibieron sanciones del gobierno, entre ellas la expatriación, el despojo de su nacionalidad y la confiscación de bienes.
Comentarios
tracking