Fundado en 1910

19 de julio de 2024

Giorgia Meloni no se ha limitado a poner una alfombra roja a los líderes del G7, sino que ha querido defender los valores de su gobierno y ha impedido que el borrador de la declaración final del encuentro incluya una referencia a favor del aborto

Giorgia Meloni, primer ministra de italia y anfitriona de la cumbre del G7AFP

Italia

La izquierda mediática se revuelve contra Meloni por oponerse a una declaración abortista del G7

La cláusula abortista, impulsada especialmente por Francia y Canadá, tiene como objetivo reforzar un acuerdo alcanzado el año pasado en Japón

Desde el primer día de la jornada de sesiones del G7 en Italia, los medios de izquierda italianos e internacionales han criticado la posición de la primera ministra italiana, Giorgia Meloni, en un intento de presionar sobre las negociaciones en curso para la adopción de una declaración conjunta que promocione el aborto como ya se hizo en la cumbre anterior de Japón.

La cláusula abortista, impulsada especialmente por Francia y Canadá, tiene como objetivo reforzar un acuerdo alcanzado por los miembros del G7 el año pasado con el que se comprometieron a garantizar «un acceso efectivo y seguro al aborto», señala The Guardian.

Ayer el diario El País recurrió a un anónimo «diplomático europeo de alto rango» que habría asegurado que «estamos ante un claro choque de valores entre los miembros del G7. Es muy lamentable que se haya debilitado el lenguaje sobre el aborto. Es deber del G7 mostrar liderazgo en la promoción de esos valores, no dar marcha atrás en ellos».

Las distintas delegaciones están en conversaciones y es prematuro hacer un análisis e inútil hacer predicciones. Veremos cuál será el acuerdoAntonio Tajani, ministro de Asuntos Exteriores de Italia

El mismo medio, esta mañana ha publicado que tuvo acceso al borrador final del documento y que «Meloni consigue eliminar el derecho al aborto de la declaración conjunta del G-7 aunque se remite a compromisos previos», como los ya referidos alcanzados en Japón a favor de la agenda abortista.

Si bien sería una buena noticia para la causa provida, el viceprimer ministro italiano, Antonio Tajani, declaró a Sky TG24 que «las distintas delegaciones están en conversaciones y es prematuro hacer un análisis e inútil hacer predicciones. Veremos cuál será el acuerdo». Hizo hincapié en que, si bien el aborto se discutiría en el G7, Ucrania y Medio Oriente eran prioridades.

La declaración final no se publicará hasta última hora de este viernes, y parece que Meloni luchará hasta el último minuto por la causa provida.

Comentarios
tracking