Los agentes prefieren que paguemos la multa en el lugar de los hechos

Los agentes prefieren que paguemos la multa en el lugar de los hechos

Práctico

¿Merece la pena recurrir las multas y perder el descuento por pronto pago?

Actualmente más de un 30 % de los conductores sancionados presentan recurso, con una tasa de éxito superior al 50 %

El afán recaudatorio de la DGT parece no tener fin... No está claro si año a año los conductores cometen cada vez más infracciones o la DGT ha aumentado sus medidas sancionadoras de manera drástica.

Progresión geométrica

Sólo en 2022 el organismo hizo pública una recaudación por multas superior a los 507 millones de euros, fruto de más de 4,8 millones de sanciones, casi un 16 5 más que el ejercicio anterior.
Lógicamente el arsenal tecnológico en forma de radares, cámaras y elementos sancionadores está danto sus frutos.

Recaudación multas

  • Año 2019: 408.535.274 euros
  • Año 2020: 345.211.535 euros
  • Año 2021: 444.347.375 euros
  • Año 2022: 507.361.888 euros
Frente al abuso recaudatorio, a los conductores sólo les queda hacer efectiva su defensa mediante los recursos y los pliegos de descargo, el único método que permite retroceder las sanciones cuando incurren en errores de forma de bulto.
Muchos conductores no descubren su infracción hasta que la multa llega a casa

Tanto la DGT como las administraciones locales han disparado el número de mutas

De acuerdo con datos de Automovilistas Europeos Asociados, más de un 60 % de los conductores pagan sus sanciones religiosamente sin plantear litigio a la administración, tengan o no razón.
En este caso prefiere acogerse al descuento por pronto pago, un 50 %, y evitar problemas posteriores. Merece la pena recordar que en 2009 la DGT subió el descuento por pronto pago del 30 % al 50 %, lo que ha provocado que cada vez menos conductores recurran, aunque tengan razón.

Menos recursos

En la actualidad entre un 30 % y un 40 % de los conductores optan por presentar recurso. Un recurso que de acuerdo con datos de la citada asociación prospera en más de un 50 % de las ocasiones, pues los defectos de forma de la DGT, por no llamarlos abusos, son habituales.
Sobre un trípode junto a un cono de señalización

La mala colocación de los radares está detrás de muchos recursos

Desde problemas de medición, hasta la incorrecta aplicación de los márgenes de error o irregularidades en la colocación de los velocímetros o incluso defectos de forma básicos están detrás de estos recursos, que si bien es cierto invalidan el descuento por pronto pago deben tenerse en consideración para hacer vales los derechos de los conductores.
Actualmente asociaciones como la citada AEA o Recurrator se hacen cargo de la defensa de las infracciones a un precio muy razonable, por lo que merece la pena tenerlos en consideración.
Comentarios
tracking