30 de enero de 2023

HorizonteRamón Pérez-Maura

Napoleonchu en campaña

¿Cómo compara esto con las presidencias de otros países? El dato más objetivo es compararlo con la actual Presidencia sueca. Frente a los 25 consejos programados por España, Estocolmo solo ha agendado 14

Nuestro ministro de Asuntos Exteriores prepara con entusiasmo la Presidencia española de la Unión Europea, que tendrá lugar entre el 1 de julio y el 31 de diciembre de este año. Felizmente para el Gobierno, esta Presidencia coincide con la campaña de las elecciones generales, que se estima que pueden celebrarse en diciembre. El entorno del presidente del Gobierno cree que la cumbre de la OTAN en Madrid salió muy bien y dio una imagen de Gobierno responsable y ahora quieren sacar el máximo partido a las visitas de dirigentes extranjeros con ese motivo. No por casualidad, la cumbre de la OTAN concluyó el 30 de junio y Napoleonchu puso a sus funcionarios a trabajar y ya el 6 de julio, una semana más tarde presentaba la lista de los 25 consejos informales sectoriales que organizará España en ese semestre.
Para hacer esa lista se creó un Comité Organizador de la Presidencia Española de la Unión Europea que según la nota oficial «es un órgano adscrito a la Presidencia del Gobierno, que se encarga de la programación, planificación, coordinación y ejecución de las actividades de las administraciones públicas en este ámbito. Está presidido por el ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, y está asistido por la Oficina de Coordinación de la Presidencia Española de la Unión Europea, que se encarga de impulsar los trabajos de dicho Comité.» Es decir, el único nombre que dan es el de quien manda: Napoleonchu.
Para aprovecharlas electoralmente, estas reuniones se van a realizar por toda España. No hay comunidad autónoma que no vaya a albergar al menos un consejo informal, lo que implica foto con el alcalde y probablemente con el presidente del Gobierno de esa comunidad. Andalucía –ocho provincias– albergará cuatro. Con dos han sido agraciadas Castilla y León, Castilla-La Mancha, Cataluña y Galicia y con una las demás.
Conseguir este número de consejos informales tiene cierto mérito. Para ello ha sido necesario un desdoblamiento y así, por ejemplo, nuestro ministro de Agricultura y Pesca tendrá un consejo para la pesca y otro para la agricultura. O el ministro Iceta tendrá un consejo para la cultura y otro para el deporte. Aquí lo importante es que haya muchos posados y ya pagaremos por ellos todos los españoles.
Y ¿cómo compara esto con las presidencias de otros países? El dato más objetivo es compararlo con la actual Presidencia sueca. Frente a los 25 consejos programados por España, Estocolmo solo ha agendado 14. Con un factor añadido: el segundo semestre del año siempre es considerado más corto que el primero pues es el semestre en que está el mes de vacaciones, agosto. Pero hasta en agosto han metido Napoleonchu y los suyos un consejo. Veremos qué asistencia tiene.
Así que ahora vamos a ver a Napoleonchu haciendo campaña electoral, lo que tampoco tiene mucho de particular pues él es militante del Partido Socialista. Y, además, en la mejor tradición de su partido, va a hacer esa campaña con el dinero de nuestros impuestos. Napoleonchu en estado puro. No paramos de mejorar…
Comentarios

Más de Ramón Pérez-Maura

Últimas opiniones

tracking