Fundado en 1910

20 de julio de 2024

El astrolabioBieito Rubido

Otra cortina de humo

Esto de estar resucitando permanentemente una guerra que terminó hace 85 años o de hablar de un gobernante que murió hace 49 es de una estulticia notable

Actualizada 01:30

De nuevo el comodín de Franco y de la Guerra Civil para tratar de tapar el escándalo que protagoniza la mujer de Sánchez. Esa, y no otra, es la verdadera razón por la que el inquilino de la Moncloa decide irse desde Qatar al Valle de los Caídos como si en España y en el mundo no hubiese ninguna otra emergencia. Sánchez, que ya no tiene muerto al que desenterrar, ha decidido cubrir con un manto de bruma los tejemanejes de su mujer, y que no se hable de ello. Siendo muy grave el caso Koldo, hoy en día lo que más evidencia la degeneración moral de Sánchez y su cuadrilla es el escándalo de su esposa.

Muchos medios de comunicación, especialmente las terminales mediáticas de la izquierda y la extrema izquierda, que por cierto han recibido cerca de cien millones de euros para insertar publicidad del Gobierno, se ocupan hoy del Valle de los Caídos y de la inopinada visita de Sánchez al lugar. Con ello quiere que se deje de hablar de lo que en realidad le interesa a la ciudadanía: cómo se aprovecha Begoña Gómez de su posición de esposa de un gobernante sin escrúpulos.

Esto de estar resucitando permanentemente una guerra que terminó hace 85 años o de hablar de un gobernante que murió hace 49 es de una estulticia notable, pero que curiosamente es comprada por periodistas y ciudadanos a los que les han resucitado el odio que caracteriza al marco mental de la Guerra Civil.

Tal vez el ministro Urtasun, cuyo abuelo fue un conspicuo requeté, o el letrado mayor del Congreso de los Diputados, Galindo, cuyo abuelo, Elola Olaso, salía más en el NODO que el propio Franco, o María Teresa Fernández de la Vega, cuyo padre y tío fueron grandes defensores del régimen franquista, tal vez ellos tengan interés en esa cuestión, la mayoría de la ciudadanía no. Por eso hay que decirle a Sánchez que su esfuerzo por levantar cortinas de humo para tapar el jaleo de su mujer es un esfuerzo estéril. Mañana seguiremos hablando de Begoña Gómez hasta que los ciudadanos reciban una explicación. Nos lo merecemos ahora que estamos en plena campaña del IRPF. No es magia, son tus impuestos.

Nota final: llama la atención tanta preocupación por los muertos de hace más de 80 años y ni un segundo dedicado a los más de 100.000 muertos del covid.

Comentarios
tracking