13 de agosto de 2022

Cartas al director

Misioneros canadienses denigrados

Es falso que los misioneros canadienses fueran unos asesinos. Una imagen de las supuestas tumbas de niños indígenas de los internados de Canadá, titulada 'Colegio Residencial Indio de Kamloops', ha obtenido el premio World Press Photo 2022. Me asombra que varios medios, teóricamente de centroderecha, reproduzcan el siguiente pie, falso, de esa foto: «Refleja el drama de los niños indígenas asesinados (sic) en internados en Canadá en el siglo XIX»
Resulta muy útil para acosar a la Iglesia el descubrimiento de la fosa común, supuestamente con restos de 215 niños, en esa antigua residencia. Pero resulta que la verdad es que ahí no había cadáveres sino raíces de árboles. Ese falso descubrimiento provocó una persecución contra la Iglesia católica de ese país, en la que, entre otras muchas cosas, se quemaron 68 iglesias.
El Dorchester Review, una prestigiosa revista de historia de Canadá, publicó un artículo que aclara ese escándalo, pues informa de que las perturbaciones y anomalías encontradas por el radar de penetración terrestre no estaban causadas por 215 enterramientos, sino por antiguas raíces de manzanos. Pero dieron como cierto el montaje de que se habían encontrado cuerpos. Afirma también el mencionado artículo que determinados medios manipularon esa falsa noticia con un claro propósito político, pues interesaba ese escándalo para lograr aprobar dos leyes indigenistas que beneficiaban a las grandes corporaciones mineras.

Más cartas al director

  • El maurismo del siglo XXI

  • Llamada a la cordura

  • Por los niños, ¿hasta cuándo?

  • Contra la falacia

  • Cómo detener a Putin

  • Comentarios
    tracking