26 de septiembre de 2022

Cartas al director

Veterinarios y salud pública

En mi opinión, los veterinarios habrán de tener gran protagonismo en el anunciado Centro Estatal de Salud Pública, cuya sede debería estar en Madrid. Los veterinarios, que garantizan la higiene de los alimentos y previenen y tratan las enfermedades que los animales contagian a las personas (zoonosis), merecen igual consideración que el resto de las profesiones sanitarias. Además, el Gobierno podría aprovechar la creación del Centro Estatal de Salud Pública para cederle una sede a la Real Academia de Ciencias Veterinarias, cuyos miembros tanto han contribuido a combatir las zoonosis que aflige a la sociedad española. Con una sede propia para los académicos veterinarios (que podría estar junto a la sede del futuro Centro Estatal de Salud Pública), se repararía otro agravio que sufre la profesión veterinaria: no es miembro del Instituto de España. Y no lo es porque la Real Academia de Ciencias Veterinarias no tiene una sede propia, el Colegio Oficial de Veterinarios de Madrid le presta un espacio dentro de su sede de la calle Maestro Ripoll, en Madrid. En fin, acuérdese el Gobierno de los veterinarios.

Más cartas al director

  • ¿Qué República?

  • ¿Qué es la corrupción política?

  • Sánchez y sus indultos

  • Foto evocadora

  • Las ministras sin corbata

  • Últimas opiniones

    Comentarios
    tracking