Fundado en 1910

01 de marzo de 2024

En primera líneaJuan Van-Halen

Sánchez con los suyos, Feijóo con la gente

Ya tenemos el Gobierno que quería Puigdemont y comienza el trabajo de Feijóo como jefe de la oposición, en este caso líder del partido más votado

Actualizada 01:30

Muchos han jaleado, obedientes, la convocatoria de Sánchez a sus seguidores el pasado domingo en Madrid como desagravio por las manifestaciones ante sus sedes. No apruebo acosos a los partidos, pero recuerdo los padecidos por el PP en tantas ocasiones, y los más rampantes en 2004. Entonces también se pasearon por la ciudad cartelones con las fotografías y los nombres de los diputados populares. Ante Génova la policía no se empleó con tanto celo y contundencia como ante Ferraz. Acaso el delegado del Gobierno de Aznar en Madrid era más inteligente y entendía su misión no aferrada al partidismo. Este delegado, Francisco Martín, es el que dijo que Bildu «ha hecho más por los españoles y por España que lo que han hecho todos los patrioteros de pulsera». Allá él.
Coincidiendo con el acto de Sánchez con los suyos y en local cerrado, Feijóo y Ayuso recorrían un mercadillo navideño. No era entre los suyos, era entre el pueblo. No se habían pagado autobuses ni se habían repartido bocadillos como en la convocatoria de Sánchez; era en la Plaza Mayor, en la calle. Sánchez según su partido reunió a 10.000 asistentes venidos de toda España; el aforo de la sala. En la Puerta del Sol y días después en Cibeles se unieron muchos cientos de miles de personas contra las políticas de Sánchez. Para el inefable y ya citado Francisco Martín fueron más o menos cuatro gatos. Menos mal que las imágenes aéreas no engañan. Tengo pendiente regalarle un ábaco al delegado del Gobierno en un intento de que aprenda a contar. Las apariciones públicas de Sánchez y de Feijóo el domingo pasado evidencian que Sánchez no puede salir a la calle sin ser abucheado, sólo se presenta rodeado de los suyos y casi con tanta escolta como Biden. Feijóo está con la gente.
Ya tenemos el Gobierno que quería Puigdemont y comienza el trabajo de Feijóo como jefe de la oposición, en este caso líder del partido más votado. Y esta situación es nueva. El partido más votado no ha formado Gobierno. Sánchez en Moncloa y Puigdemont al timón desde la distancia marcarán las pautas. Sánchez sacará adelante lo que le dejen el fugado en Waterloo y Yolanda en casa. Ya ha dado la nota en el exterior durante su viaje a Israel apartándose de la UE cuyo Consejo Europeo –no la UE, como repite para confundir– preside de turno España este semestre. Sánchez nos ha metido en un lío diplomático que Albares no ha podido resolver sin desdecirse. Que el grupo terrorista Hamás haya felicitado públicamente a Sánchez «por su postura clara y audaz» ha sido considerado por Israel como «vergonzoso e indecoroso» y su ministro de Asuntos Exteriores, Eli Cohen, aseguró «que no olvidarán la felicitación de Hamás a Sánchez». Este episodio será lo que se recuerde del vacío semestre de presidencia española
Habrá momento para tratar sobre cada nuevo miembro del Gobierno, pero no me resisto a adelantar algo sobre Sira Rego que, por carencia de neuronas y extremismo, será la nueva Irene Montero. Rego, colocada al frente de Infancia y Juventud, un ministerio innecesario como lo era el de Comercio que regía Garzón, también comunista, el ministro que no dio un palo al agua y los que dio fueron para equivocarse. He aquí una breve antología de las ideas de la ministra, de origen palestino, Sira Rego, encargada de ideologizar, adoctrinando, las políticas destinadas a nuestros niños y jóvenes:
Ilustracion Sira Rego

Paula Andrade

«El paro lo crean los que despiden. Y los que despiden son los empresarios. Acabando con los empresarios acabaremos con el desempleo». «¡Viva la clase obrera! ¡Vivan las personas rebeldes que luchan! ¡Viva Lenin! ¡Viva Marx!». «Maduro: Chávez es el libertador del siglo XXI». «Las ratas imperialistas no podrán borrar jamás el regalo que nos ha dado Chávez: organizar el contrapoder popular para avanzar». «Hugo Chávez: un hombre bueno que vivirá para siempre». «En este tiempo de fracturas es imprescindible hablar de Lenin». «La monarquía es una infección hereditaria y corrupta contra la que sí tenemos ya una vacuna». Sira Rego dixit. Qué nivel.
Su extremismo comunista es conocido. Se comenta en Bruselas que siendo eurodiputada concluía sus intervenciones con el puño en alto. Además, como su correligionaria Irene Montero, nunca acepta el error. En un debate en Canal Sur se enfrentó a Francisco José Contreras, diputado de Vox, cuando éste dijo que Lenin había sido un genocida. Rego, diplomada en Nutrición, acusó a Contreras, catedrático de Filosofía del Derecho, «de falta de lecturas históricas» y le recomendó leer el conocido libro de John Reed Diez días que estremecieron el mundo. Contreras es autor de obras como Kant y la guerra, Savigny y el historicismo jurídico, y La fragilidad de la libertad. Desconozco la aportación de Rego a la cultura.
No creo que Contreras lea el libro de Reed porque hace tiempo que lo habrá leído; yo lo leí en mi adolescencia. John Reed era un activista comunista, conoció a Lenin y siguió sobre el terreno, como corresponsal, las jornadas revolucionarias soviéticas. Tras fundar el Partido Comunista en Estados Unidos, acusado de espionaje se exilió en Rusia y murió de tifus en Moscú en 1920. Como un honor singular recibió sepultura en la Muralla del Kremlin. Ese es el autor que le recomendó Sira Rego, flamante ministra, al profesor Francisco José Contreras para que tuviera información objetiva sobre Lenin. La ignorancia es muy atrevida. Ella es la que necesita más lecturas e ideológicamente más abiertas. Seguiremos hablando del nuevo Gobierno.
  • Juan Van-Halen es escritor es académico correspondiente de la Historia y de Bellas Artes de San Fernando.
Comentarios

Más de En Primera Línea

tracking