10 de agosto de 2022

Parlamento Italiano

El Consejo de Ministros de Italia tiene previsto aprobar en los próximos días una nueva medida para relanzar la natalidadEFE

Crisis demográfica

Italia relanza la natalidad: de 50 a 180 euros por hijo a todas las familias

Con estas ayudas, una familia de ingresos bajos con tres hijos puede recibir 540 euros al mes hasta que sean mayores de 21 años. La ministra de la Familia y promotora de la medida, Elena Bonetti, ha previsto también un bonus para los núcleos familiares donde marido y mujer estén trabajando

El Consejo de Ministros de Italia tiene previsto aprobar en los próximos días una nueva medida para relanzar la natalidad. Se trata de una ayuda universal, que afecta a todas las familias, que varía desde 50 a 180 euros por hijo en función de la renta. Está previsto que entre en vigor en el próximo mes de enero y se integra dentro de una reforma integral llamada Family Act.
Con estas ayudas, una familia de ingresos bajos con tres hijos puede recibir 540 euros al mes hasta que sean mayores de 21 años, aunque están contempladas ayudas más allá de esta edad, mientras el hijo está estudiando una carrera. En el caso de un hijo con discapacidad no hay límites a la edad, mientras siga dependiendo de sus padres.
La ministra de la Familia y promotora de la medida, Elena Bonetti, ha previsto también un bonus para los núcleos familiares en los que los dos trabajan. Se trata de una fórmula para incentivar el trabajo femenino.
familia

Cathopic

Entre 11.000 y 20.000 nacimientos menos que el año anterior

La situación de la natalidad en Italia es similar a la de España y ha empeorado con la pandemia. El Instituto Nacional de Estadística (ISTAT) prevé que este año 2021 se cierre con una horquilla de entre 11.000 y 20.000 nacimientos menos que en el año anterior. Todo en un entorno donde hemos pasado de diez nacimientos por cada 100.000 habitantes a finales de los años 80, a unos 7,3 entre 2016 y 2020.
Este proceso está ligado también al aumento de la esperanza de vida. En Italia se calcula un crecimiento del 28 % del número de los mayores de 90 en los próximos diez años y del 40 % en los próximos veinte años. En definitiva, un país de ancianos.
Mario Draghi

Mario Draghi, primer ministro de Italia, durante la sesión parlamentaria de finales de octubreEFE

Comunión entre las autoridades para apoyar la natalidad

Ante este panorama, el primer ministro italiano, Mario Draghi, ya avisó hace unos meses que «una Italia sin hijos es una Italia que no cree y que no progresa. Es una Italia destinada a envejecer y desaparecer lentamente». Y por ello han puesto en marcha estas medidas.
El Papa Francisco, como obispo de Roma, también está preocupado por esta tendencia. Durante la presentación de los últimos datos de natalidad, manifestó su «tristeza por las mujeres a las que se desanima a tener hijos o que deben esconder la tripa. ¿Cómo es posible que la mujer se avergüence por el regalo más precioso que la vida nos ofrece? No las mujeres, sino la sociedad debe avergonzarse, porque una sociedad que no acoge la vida ha dejado de vivir. ¡Los hijos son la esperanza que hace renacer a un pueblo!», sentenció el pontífice.
Las ayudas económicas que tienen previsto entrar en vigor en enero de 2022 también prevé descuentos en las guarderías, en los alquileres para parejas jóvenes o para familias con hijos mayores que aún siguen estudiando.
También están previstos en el proyecto de ley aprobado hace un año las bajas parentales por cada nuevo nacimiento, que afectan a los dos progenitores. Para empezar, se establece un periodo de dos meses de baja por cada hijo y, un periodo de baja obligatorio para el padre de al menos diez días. Esta baja se concede al margen del estado civil del padre, que en ocasiones no está casado o no figura como pareja de hecho.
Italia tiene un problema grave con la natalidad. Pero al menos son conscientes de ello y toman las medidas oportunas. El mero hecho de contar con un ministerio para la Familia ya deja claro el interés real por allanar el camino a las parejas y matrimonios. Sin ellos, no hay futuro. 
Niños

EFE

Comentarios
tracking