Fundado en 1910

29 de septiembre de 2023

Don Felipe volverá a coincidir con Pedro Sánchez previsiblemente el próximo domingo, en la cena inaugural del Mobile World Congress, habiendo sido la última vez en el Consejo de Seguridad Nacional

El Rey, Felipe VI, junto al presidente del Gobierno, Pedro SánchezGTRES

Semana Santa 2022

Sánchez, sus ministros y la Casa Real pasan por alto la Semana Santa y la Pascua

Ninguno de los ministerios, a excepción del de Presidencia, felicitaron a los católicos la Pascua o hicieron mención alguna a los actos celebrativos que han conformado esta Semana Santa

Las instituciones españolas, exactamente igual que sus dirigentes, se han olvidado de que durante estos días ha tenido lugar la Semana Santa y la celebración de la Pascua. El Domingo de Resurrección, con la implicación que tiene para los millones de católicos en nuestro país, no mereció ni una sola mención por parte del presidente del Gobierno, de la inmensa mayoría de los ministerios que conforman el Ejecutivo, del Congreso, del Senado y, sorprendentemente, de la Casa de Su Majestad el Rey.
Si bien son días festivos donde la actividad política disminuye, Pedro Sánchez, sin embargo, sí que estuvo operativo en redes sociales este pasado domingo. Compartió un mensaje de apoyo a los heridos del World Central Kitchen en Járkov y anunció su participación en el programa de Susanna Griso en la mañana de hoy.

Sánchez, la Iglesia y el Ramadán

El posicionamiento de Sánchez respecto a la Iglesia católica ha quedado patente en sus años al frente del Gobierno. Desde la desvertebración y condena al ostracismo de la asignatura de Religión en los centros escolares, hasta la designación de Isabel Celaá –artífice de la LOMLOE– como embajadora en El Vaticano. La política de acoso y derribo en materia de abusos sexuales perpetrados en el seno de la Iglesia –sin atender al drama silenciado de los escándalos en esta materia que ocurren en el conjunto de la sociedad– o la persecución relativa a las inmatriculaciones, hace que poco o nada se pueda esperar por parte del presidente de todos los españoles en una de las fechas más destacadas del año; exactamente igual ha ocurrido con la Navidad, referencia obviada y sustituida por las «felices fiestas» de final de año.
Para prueba de su mal asesoramiento o calculada omisión de los días claves del catolicismo, queda para la historia su mensaje en la festividad de la Inmaculada Concepción, patrona de España, donde el presidente aprovechó para recordar la efeméride de John Lennon. Hasta la fecha, su única pronunciación explícita en favor de un credo en particular fue al terminar el Ramadán en 2018, a los pocos días de llegar a La Moncloa donde hizo la promesa, que no juramento, de su cargo sin la Biblia y el Crucifijo, convirtiéndose de este modo en el primer presidente del periodo democrático en optar por ese formato.

Sin noticias del catolicismo de Robles

Llamativo es, por su vinculaciones con el arzobispado castrense, con el que trabajan codo con codo en las distintas misiones desplegadas por todo el mundo, el silencio administrativo respecto a la Semana Santa y la Pascua por parte del Ministerio de Defensa; a pesar de haber estado especialmente activos en Twitter durante este domingo. Ni el Ejército de Tierra ni el Ejército del Aire ni la Armada Española –donde algunos de sus miembros participan de forma activa en cofradías, hermandades, procesiones y pasos de Semana Santa–, han hecho una sola mención a la Pascua.
Margarita Robles, que en distintos foros ha manifestado su profesión de fe, no ha hecho ninguna mención al respecto.
Uno de los fenómenos más llamativos en la no celebración de la Pascua o el recordatorio de la Semana Santa ha sido por parte de la Casa Real. En el día de ayer, nadie de la familia real acudió a la tradicional Misa del Domingo de Resurrección en la catedral de Santa María de Palma de Mallorca después de dos años de pandemia sin haber podido asistir al oficio. La Casa Real no ha dado detalles de la ausencia de este año, al considerar que se trata de una actividad privada y que no forma parte de la agenda oficial.
Desde sus cuentas oficiales, la Casa de Su Majestad el Rey no ha elaborado ningún tipo de mensaje relativo a la Semana Santa o la Pascua durante los últimos días.
En el otro lado está el pronunciamiento de los principales partidos de la oposición, PP y Vox, que a través de sus líderes, Alberto Núñez Feijóo y Santiago Abascal, han replicado sendos mensajes de sus cabeceras políticas para recordar la tradición y devoción que trae consigo la Semana Santa.
El primer ministro británico en la catedral católica ucraniana de Londres el día de ayer

El primer ministro británico, en la catedral católica ucraniana de Londres, el día de ayerBBC

De Boris Johnson a Maduro

En el plano internacional, dirigentes de una y otra cuerda han participado en los actos litúrgicos del Domingo de Resurrección o de la Semana Santa. Es el caso del primer ministro británico, Boris Johnson, que en la jornada de ayer, acompañado del Príncipe Carlos, estuvo con la comunidad católica ucraniana, afirmando que en estos momentos de dificultad que atraviesa Ucrania, «el mensaje de esperanza de Jesús, el triunfo de la vida sobre la muerte y el bien sobre el mal» resonará especialmente entre los cristianos en Ucrania, para acto seguido instarles a «ser fuertes» y «tener coraje» en este periodo de guerra.
Por su parte, el líder del régimen chavista, Nicolás Maduro, recordó el pasado Viernes Santo «la crucifixión y muerte de nuestro Señor Jesucristo, el redentor que entregó su vida por nuestra salvación». Desde su cuenta oficial de Twitter, Maduro pidió elevar «nuestras oraciones para agradecerle (a Jesús), reflexionar y pedir por la Paz de la humanidad».
El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, dejó fijado en el día de ayer en su muro el siguiente mensaje: «Mientras reflexionamos hoy sobre la resurrección de Cristo, se nos recuerda que con fe, esperanza y amor incluso la muerte puede ser vencida. De nuestra familia a la tuya, te deseamos esperanza, salud, alegría y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento. Felices Pascuas y que Dios los bendiga».
Comentarios
tracking